El acoso cibernético: pasos para identificar y prevenir este problema social

Entre 6 y 8 denuncias de ciberacoso recibe la PNP al mes. Las burlas, insultos, amenazas, chantajes y suplantación de identidad son algunas de sus manifestaciones.

El especialista recomienda seguir tres pasos: notar comportamientos extraños, observar los tratos personales del acosador e identificarlo. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: CraigRJD

La División de Investigaciones de Delitos Informáticos (Divindat) de la Policía Nacional del Perú (PNP) recibe de 6 a 8 denuncias por ciberacoso al mes. Los distritos con mayor incidencia de casos son San Juan de Lurigancho, Villa El Salvador, Villa María del Triunfo, Cercado de Lima y Chorrillos. Los agresores intentan ser amigos de las víctimas y están pendientes de sus publicaciones.

Jorge Aguilar, especialista en Administración y Sistemas de Cibertec, sostiene que existen tres indicios para reconocer el acoso cibernético: las burlas e insultos, las amenazas y chantajes, y la suplantación de identidad. Ante esa situación, Aguilar recomienda seguir tres pasos: notar comportamientos extraños, observar los tratos personales del acosador e identificarlo.

Se debe prestar atención a la necesidad inmediata y persistente del acosador para contactarse. Es posible que conozca detalles de la vida de la víctima que esta ni siquiera publica en las redes sociales.

Además, se debe reconocer si muestra una necesidad de controlar las actividades del otro e identificar si existen datos demográficos en común o mantienen el mismo círculo de amigos, o se trata de un extraño. Con esa información, es necesario presentar una denuncia policial.

 

 

ESTOS SON LOS TIPOS MÁS COMUNES DE ACOSO CIBERNÉTICO

Insultos electrónicos: Ofensas con o sin connotación sexual.

Hostigamiento: Envío reiterado de mensajes ofensivos, con o sin connotación sexual, a través de correo electrónico, chat, mensajes de texto, WhatsApp, Facebook, entre otros.

Suplantación: El acosador o la acosadora se hace pasar por la víctima, usa su contraseña de acceso de sus cuentas online y envía mensajes agresivos u ofensivos a terceras personas.

Ciberpersecución: Envío frecuente de comunicaciones electrónicas hostigadoras y amenazantes.

Happy slapping: Publicación en la red de alguna agresión física grabada con algún medio digital.

Extorsión sexual: Extorsión sexual o chantaje de una persona hacia otra con imágenes, audios, mensajes o videos de connotación sexual, que generalmente ha sido compartido mediante sexting (envío de mensajes, imágenes y videos de contenido erótico o pornográfico mediante dispositivos móviles).

Ciberamenaza: Intimidación, hostigamiento, humillación, amenazas o molestias a través de mensajes de textos en chat, llamadas o correo electrónico.

Stalking: Persecución obsesiva a la persona con la que se pretende establecer un contacto personal contra su voluntad. En muchos casos, el acosador o acosadora intenta retomar una relación sentimental que ha tenido con la víctima.

Ciberbullying: Consiste en el acto o actos en el que una persona menor de edad atormenta, amenaza, hostiga, humilla o molesta a otra persona menor de edad mediante internet, teléfonos móviles, consolas de juegos u otras tecnologías telemáticas.

Grooming: Consiste en las prácticas realizadas de personas adultas para ganarse la confianza de una persona menor de edad. Fingen empatía o cariño con fines de satisfacción sexual.