El ciclo de la muerte: esto es lo que pasa con tu cuerpo tras morir

Órganos y tejidos no se comportan de la misma manera con la llegada de la muerte.

La rigidez de la muerte es una de las características de un cuerpo sin vida. Al llegar hacia nosotros la muerte, nuestro rostro se tensa, luego el tronco y finalmente las extremidades también.
La rigidez de la muerte es una de las características de un cuerpo sin vida. Al llegar hacia nosotros la muerte, nuestro rostro se tensa, luego el tronco y finalmente las extremidades también. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Getty Images/ Nikola Nastasic

La muerte tiene un halo de misterio e incertidumbre y consiste en uno de los temas más debatidos a lo largo de la historia. Una etapa a la que todos llegaremos, tarde o temprano. Pero, ¿se ha preguntado qué sucede con nuestro cuerpo luego de abrazar la muerte? Elmer Huerta, asesor médico de RPP Noticias, nos explica que resulta interesante que la muerte de todos los tejidos de nuestro cuerpo no se dé en el mismo momento.

“Inmediatamente después de que el corazón deja de latir, el cuerpo comienza a enfriarse: esta fase se conoce como el algor mortis (o frío de la muerte), calculándose que cada hora, la temperatura corporal baja en 0.83°C hasta alcanzar la temperatura ambiente”, comenta.

La vida tras la muerte

Pese a que se comprobó la muerte clínica, nuestro cuerpo se convierte, a los días y en la etapa de descomposición, en un ecosistema lleno de vida. Microorganismos y bacterias se hacen cargo del proceso de autodigestión, llamado autolisis. Es decir, estos cuerpos presentes al interior de nuestro sistema digestivo digieren membranas celulares del hígado y cerebro, para luego actuar en los demás tejidos y órganos.

Pero no solo nuestros intestinos son una residencia de bacterias- con más de dos billones-, sino también nuestra piel, mucosas e incluso la ropa que llevamos puesta al momento de la muerte.

“Es interesante que la muerte no se produce en el mismo momento para todos los tejidos del cuerpo, las células de la piel, por ejemplo, pueden estar vivas hasta por 24 horas después de la muerte. En los días subsiguientes, las bacterias intestinales provocan la putrefacción o descomposición de los tejidos abdominales y químicos”, comenta.

La propagación de estos se da ante la falta de un sistema inmunológico en acción.  De acuerdo con un estudio forense de la Universidad Estatal de Alabama en Montgomery, los órganos que más rápido comienzan el proceso de descomposición son el bazo, intestinos, estómago, útero de una mujer gestante. Caso contrario sucede con el riñón, corazón y huesos que presentan una desintegración más lenta.

La momificación es un proceso en el que los tejidos blandos de nuestro cuerpo no comienzan el proceso de descomposición sino se conservan, algunas veces, de manera natural. Uno de los factores más importantes es un ambiente de temperatura extrema.


El ‘rigor mortis’

La rigidez de la muerte es una de las características de un cuerpo sin vida. Al llegar hacia nosotros la muerte, nuestro rostro se tensa, luego el tronco y finalmente las extremidades también. ¿La razón? Con la muerte, las células musculares dejan de contraerse y relajarse ante la falta de dos proteínas- actina y miosina- deteniendo de este modo los músculos y articulaciones.

“Al mismo tiempo, al desaparecer la circulación de la sangre a través del cuerpo, esta comienza a remansarse y asentarse; y, de dos a seis horas después de la muerte empieza el rigor mortis (rigidez de la muerte)”, finaliza.

La propagación de estos se da ante la falta de un sistema inmunológico en acción. | Fuente: Getty Images/ Joshua Blake
Las etapas de la muerte son cuatro: Algor mortis, caracterizada por la caída de la temperatura corporal; Livor mortis, algunas zonas del cuerpo acumulan mayor cantidad de sangre; Rigor mortis, endurecimiento de músculos y articulaciones; Putrescina y cadaverina, autodigestión de los órganos y tejidos.


Algunos datos están relacionados a la muerte, pero, ¿son ciertos?

- El cabello y uñas continúan creciendo: No. La contracción de la piel hace que se de esta ilusión.

- La orina es expulsada: Sí. Si bien el rigor mortis, etapa en la que se endurecen los músculos, se da tras horas de morir; al instante de la muerte, los músculos se relajan, incluyendo los esfínteres.

Si bien cada ser humano es distinto, y esto incluye a su muerte, el cuerpo pasa por las mismas etapas: Primero se detiene el corazón; luego, la temperatura corporal cae y los músculos e intestinos se relajan; y, la piel se torna de un tono gris. A la media hora de la muerte clínica, la piel toma un aspecto parejo, la sangre se localiza en las extremidades y los ojos se comienzan a hundir.

A las cuatro horas de la muerte, se endurecen los músculos y articulaciones. Un día después, el cuerpo se encuentra a temperatura ambiente, los espermatozoides mueren y comienza la etapa e descomposición. En tres días, la acumulación de gases generan ampollas bajo la piel y el cuerpo comienza a hincharse. A los 20 días, la descomposición continúa y se verifica una contracción de la piel dando el aspecto de crecimiento de uñas y cabello.