El estilo de vida de la madre influye en el riesgo de obesidad de sus hijos

Investigadores de la Universidad de Harvard explican que si la madre mantiene hábitos saludables, sus hijos tienen menor riesgo de padecer sobrepeso u obesidad.

En el Perú, 1 de cada 4 niños entre 5 y 9 años tiene sobrepeso u obesidad, mientras que el 8% de los niños entre 0 y 5 años ya está con sobrepeso u obesidad. | Fuente: Getty Images

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Harvard, en Boston, ha demostrado que estilo de vida de una madre tiene influencia directa en el riesgo de sobrepeso u obesidad de sus hijos.

El trabajo, a cargo de la dra. Dhana Klodian, explica que los hijos (entre 9 y 14 años) de las madres que mantienen hábitos saludables, pueden llegar a reducir entre 31 y 75 por ciento el riesgo de desarrollar obesidad.

Ellos basaron su estudio en 24 289 menores de 9 a 14 años de edad, libres de obesidad, nacidos de las 16 945 madres en estudio. Todos ellos pertenecían al programa conocido como Estudio Nacional de Enfermeras II (NHSII por sus siglas en inglés).

Las conclusiones demostraron que existen 5 hábitos de las madres que influyen en el peso ideal de los menores: Alimentación saludable, actividad física, mantener un peso saludable, no consumir cigarrillos y no abusar del alcohol.

 

Las madres que mantienen hábitos saludables, pueden llegar a reducir entre 31 y 75 por ciento el riesgo de que sus hijos desarrollen obesidad. | Fuente: Getty Images

“Este es el primer estudio que cuantifica que el estilo de vida de la madre tiene un impacto en el peso de sus hijos”, explica Elmer Huerta, consejero médico de RPP Noticias. “Este dato es importante, tomando en cuenta que este es un problema de salud pública mundial”, agrega.

Huerta recuerda que “en el Perú, 1 de cada 4 niños entre 5 y 9 años tiene sobrepeso u obesidad, mientras que el 8% de los niños entre 0 y 5 años ya está con sobrepeso u obesidad”.

Es importante destacar que el estudio también sugiere que, si tanto la madre como el menor adoptan los cinco hábitos saludables ya mencionados, el riesgo se reduce a un 82%.