Olvidar te ayuda a tomar decisiones inteligentes

Olvidar es parte indispensable del razonamiento humano. El cerebro elimina información irrelevante y mejora la toma de decisiones.

El objetivo de la memoria no es la transmisión de información a través del tiempo, per se.
El objetivo de la memoria no es la transmisión de información a través del tiempo, per se. | Fuente: Getty Images

En el día a día nuestro cerebro almacena demasiada información a través de los sentidos, pero solo una parte de ella se mantiene entre nuestros recuerdos. Lo que parecería una desventaja, en realidad es algo que ayuda a tomar decisiones más inteligentes.

Un artículo realizado por científicos de la Universidad de Toronto (Canadá) explica que por medio de mecanismos cerebrales, olvidamos los detalles menos relevantes y eso nos permite decidir mejor.

"El objetivo de la memoria no es la transmisión de información a través del tiempo, per se. El objetivo de la memoria es optimizar la toma de decisiones. Como tal, la fugacidad es tan importante como la persistencia en los sistemas mnemotécnicos", señalan los autores.

La reseña, publicada en la revista Neuron, señala que el olvido es tan importante en nuestro sistema de memoria como el recuerdo.

"Si la persona recuerda todo lo que mira y lo que escucha, puede sufrir una patología de exceso de información que hace que se atonte y no pueda tomar buenas decisiones. Olvidar es parte indispensable del razonamiento humano", explica el neurólogo David Lira, director administrativo del Instituto Peruano de Neurociencias (IPN).

La memoria no retiene todos los eventos del día, tiene una selección automática. | Fuente: Getty Images

Durante las horas que está despierto, el ser humano no le presta atención a todos los eventos que ocurren en el día, apenas recordará un 10 %. "Si es información irrelevante, la olvidas. Hay un orden de prioridades, por eso a veces no recordamos qué comimos".

En cambio en la época estudiantil (colegio y universidad), gran parte de la información es conocimiento y se graba en la memoria.

De a acuerdo a Lira, la facultad de olvidar también nos ayuda a tener una memoria más selectiva. "El cerebro tiene la capacidad de almacenar información a través de un proceso: miras algo y lo grabas en la memoria inmediata (el hipocampo que está en el lóbulo temporal), si te interesa, lo rodeas de carga positiva o negativa, y en la noche el recuerdo entra en la consolidación de la memoria mientras dormimos -en la fase del sueño REM-, si se almacena ahí se queda en los recuerdos. De lo contrario, a las 2 horas te olvidas todo. Cuando se daña el hipocampo no puede recoger información nueva, solo recoge información antigua”.