El papiloma cutáneo aparece por problemas de obesidad y después de los 40 años

Los especialistas coinciden en que el problema es más estético que mortal. Con un tratamiento adecuado puede ser resuelto en poco tiempo.

El papiloma cutáneo se presenta como lunares de carne en la piel, de manera que le quitan suavidad y la irritan. Algunas personas de cutis suave que experimentan su aparición se preocupan por tratamientos dermatológicos continuamente, pero no hay por qué temer. De acuerdo con los especialistas, con un tratamiento adecuado pueden ser eliminados por completo.  

“Son unos apéndices cutáneos que crecen en la adultez, con mayor frecuencia después de los 40 años. Son estructuras blandas de color piel que van con algunos milímetros o incluso hasta centímetros. Se ubican en las áreas donde hay pliegues como el cuello, las axilas, la ingle, los glúteos, los parpados y en el busto con el uso del brasier”, explica el dermatólogo de la Clínica Ricardo Palma, Sandro Tucto.

La edad, la obesidad y la herencia son los factores por los que se presentan estos lunares de carne. La mayoría son asintomáticos, pero en todo caso, los síntomas dependen del número, el tamaño y ubicación en el cuerpo. El especialista denomina “collares” a una gran cantidad de estos en el cuello.

Si bien el papiloma cutáneo suele ser un problema estético que obstaculiza el uso de accesorios, también podrían complicarse con el tiempo o transformarse en heridas si los pacientes empiezan a manipularlos. En las pieles trigueñas, a veces cambian de color, y en el calor, se podrían irritar.

No son malignos. Sin embargo, cuando son de gran tamaño, se les denomina “acrocordones” y pueden producir sangrado, dolores, formar costras o infectarse. El único tratamiento es la extirpación, la cual la realiza únicamente el dermatólogo.

 

Se presenta usualmente en las personas mayores de 40 años. | Fuente: Getty Images

“El tratamiento principalmente es la cauterización mediante la crioterapia -supercongelar tejido con nitrógeno líquido-, la convencional -con un electrocauterio- y a láser. Se trata de lunares benignos y no tienen ninguna trascendencia. Están muy relacionados con la herencia genética”, indica la dermatóloga Giuliana Nieto.

El costo de la cauterización varía en relación a la cantidad de lunares de carne del paciente. Si no se trata de muchos, cuesta entre 100 y 150 soles. En caso contrario, la dermatóloga debe indicar al paciente el número de sesiones que necesita para reducir el papiloma cutáneo.