Elmer Huerta: "El embarazo de una niña de 14 años es de muy alto riesgo"

A propósito del caso de una niña que dio a luz en el baño de un hospital en Huaycán.

El médico obstetra o la obstetriz tienen que dar información precisa y al detalle sobre la dilatación y el momento del parto.
El médico obstetra o la obstetriz tienen que dar información precisa y al detalle sobre la dilatación y el momento del parto. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Getty Images

El acceso a la salud pública y un trato humanizado al paciente son derechos que deben asistirnos a todos los peruanos. El caso de una niña de 14 años que dio a luz en el baño de un hospital en Huaycán hace que nos preguntemos ¿en qué se falló?

"El embarazo de una niña de 14 años es de muy alto riesgo, así que el personal de salud debe tomar medidas extra de precaución, que incluye un examen clínico e instruir a los familiares y a la misma paciente sobre en qué momento del parto está", afirma Elmer Huerta, asesor médico de RPP Noticias.

Según la madre de la joven gestante, ambas llegaron durante la madrugada al hospital pero el personal les pidió que vuelvan más tarde, porque todavía no era el momento para el parto.

De acuerdo a un comunicado del Ministerio de Salud (Minsa), en el área de Emergencias se le diagnosticó a la joven 39 semanas de gestación y trabajo de parto en fase latente, por lo que se le indicó que retorne en dos horas para ser evaluada.

La oxitocina es la única hormona que actúa sobre la contracción uterina. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Getty Images

Se cuestiona la atención del personal de salud, por el hecho de que la gestante dio a luz en un baño asistida por su madre. “Los médicos sí ordenan caminar para que se estimule el cuello del útero y haya dilatación. Eso no es raro, pero debe ser bajo vigilancia, no se le puede decir: vaya y regrese", aclara Huerta.

En opinión del reconocido médico, hubo fallas en la comunicación, pues a la paciente y a su familia no se les explicó bien sobre la dilatación y el momento del parto.

Precisamente, el proceso de parto varía de mujer a mujer y la dilatación del cuello del útero debe llegar a los 10 centímetros. "Esa instrucción tiene que ser muy precisa y el médico obstetra o la obstetriz tienen que dar esa información al detalle. La niña ha dilatado más rápido de lo que se esperaba, ha ido al baño porque creyó que iba a evacuar, pero estaba en trabajo de parto. No hubo una instrucción adecuada", dice Huerta.

De otro lado, el Minsa indicó que la joven bebió un brebaje que fue entregado por sus familiares y eso aceleró las labores de parto. Indicaron que el frasco de la supuesta bebida se encuentra en custodia para ser analizado.

Pero Huerta descarta ese argumento, porque la oxitocina es la única hormona que actúa sobre la contracción uterina y favorece la dilatación del cuello del útero. "Solo la hormona oxitocina hace que un parto se apure y esa no actúa por vía oral, tiene ser inyectada. La madre le habrá dado un anís o una manzanilla, es decir, una infusión, pero que no hablen de un brebaje".  

“Lo que ha fallado es la comunicación, no han sabido sopesar bien un embarazo de muy alto riesgo. La niña no debió haber salido de las instalaciones y alguien debió haber estado con ella todo el tiempo”, concluye el experto en salud pública.