Esta es la razón por la que las ventanas del bus deben permanecer abiertas

Expertos explican cómo nuestra salud puede verse perjudicada al permanecer en un ambiente cerrado, que propicia la propagación de virus y bacterias.

En la época de frío, o con estos cambios de temperatura a lo largo del día, es probable que muchos ciudadanos se contagien de gripe o resfrío. Viajar en un bus, con las ventanas cerradas, se convierte así en una bomba de tiempo. Abrir la ventana es la principal recomendación para prevenir el contagio en un viaje de transporte público.

El médico neumólogo Alfredo Guerreros explica que “ni el frío ni el viento son los que provocan las infecciones”. 

1.  "Las infecciones son causadas por virus, bacterias u hongos, que generalmente portamos y transmitimos los propios seres humanos, a través de nuestras secreciones cuando tosemos, expectoramos o estornudamos".

2. "En un ambiente cerrado como los medios de transporte, donde no hay recambio del aire y ventilación, la posibilidad de que una persona inhale esos virus de los que estornudamos, va a ser alta". 

3. "Es mucho mejor tener abierta las ventanas y bien ventilado el ambiente versus tener cerradas las ventanas, creyendo falsamente que el calor nos va a proteger". 

AIRE ACONDICIONADO

El neumólogo resalta que el aire acondicionado es positivo porque, entre otras cosas, ayuda a estar alertas (en el caso de los conductores de vehículos), además de propiciar un mejor ambiente de trabajo. 

Sin embargo, hay que tener muy en cuenta: "Uno necesita estar seguro de que los filtros del aire acondicionado estén funcionando bien, ya que la mayoría funciona con agua y pueden acumular virus u otro tipo de alérgenos que pueden resultar siendo dañinos", afirma el especialista.