Estar sentado 8 horas diarias aumenta en 27 % el riesgo de morir

Estudio revela que el sedentarismo es peligroso. Conoce las claves para llevar una vida más saludable.

Permanecer sentado durante 8 horas al día tienen incrementado el riesgo de muerte en 27 % en comparación con las que se mantienen sentadas 4 horas diarias o menos, según estudio. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

Mantener estilos de vida saludables no solo incluye una dieta balanceada, actividad física, no tabaco ni abuso de bebidas alcohólicas, sino también cuidar el tiempo en que se permanece sentado.

Un reciente meta análisis publicado en la revista The Lancet Physical Activity demuestra que las personas que se mantienen sentadas, ya sea en el estudio o trabajo, durante 8 horas al día tienen incrementado el riesgo de muerte en 27 % en comparación con las que permanecen sentadas 4 horas diarias o menos.

El estudio incluyó más de un millón de personas, las cuáles fueron seguidas durante un año. Otro hallazgo fue que permanecer sentado viendo televisión por más de 3 horas al día, también incrementaba el riesgo de morir.

¿Quiénes están en riesgo? Toda persona cuyo oficio o profesión demande estar sentado por más de 4 horas pueden tener riesgo incrementado. Por ejemplo, taxistas, quienes trabajan en oficina o personas que se mantienen en reposo por horas. Este peligro podría incrementarse aún más si la persona no maneja sus niveles de estrés, no cuenta con hábitos de alimentación saludable, está expuesta a contaminantes como humo de tabaco o consume alcohol inadecuadamente.

¿Cómo eliminar el riesgo de muerte? El estudio observó que las personas que caminaban enérgicamente durante una hora al día o que realizaban actividad física intensa diariamente, eliminaban ese riesgo aún si permanecían sentadas 8 horas diarias e indistintamente si veían televisión 3 horas diarias.

Las claves:

- El movimiento diario que haces para trasladarte de un lugar a otro, no cuenta como ejercicio.
- Dedica todos los días entre 30 a 60 minutos a la caminata enérgica u otra actividad física de moderada intensidad. El baile cuenta.
- Si el trabajo o estudio demanda sentarse, procura levantarte cada 45 minutos y caminar o subir escaleras enérgicamente durante 2 a 5 minutos continuos.
- El tiempo de ejercicio diario puede fraccionarse a lo largo del día, por ejemplo 20 minutos por la mañana, 20 minutos por la tarde y otros 20 minutos por la noche.
- Controla los otros factores de riesgo: come saludablemente, desarrolla habilidades para manejar el estrés, evita la exposición a contaminantes ambientales, evita el consumo inadecuado de bebidas alcohólicas y energizantes.
- Practica deportes con amigos o familiares.
- Evita hablar mientras te ejercitas y cuida tu respiración durante el ejercicio, hacerlo inadecuadamente puede formar ácido láctico y no permite la quema de grasa de reserva.
- Asegúrate de contar con la ropa y calzado adecuados para ejercitar.
- Mantén una buena hidratación, antes, durante y después del ejercicio. El agua puede ser suficiente.