Estudio revela que el zika y el dengue podrían causar daño cerebral en recién nacidos

Una investigación realizada en monos echa luces sobre lo que podría pasar en bebes si son infectados con estas enfermedades transmitidas por los mosquitos.

Los investigadores probaron la hipótesis en monos. El primer año de vida de esta raza animal equivale a los 3 meses en un ser humano.
Los investigadores probaron la hipótesis en monos. El primer año de vida de esta raza animal equivale a los 3 meses en un ser humano. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: abadonian

Si el virus del zika ataca a una mujer embarazada entonces el bebé que lleva en su vientre sufrirá tanto daño cerebral como en la retina de los ojos. Sin embargo, la medicina aún no descubre qué sucede con el niño que es infectado durante sus primeros años de vida.

El Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID, por sus siglas en inglés) realizó un experimento para descubrirlo. Evaluó a 8 monos recién nacidos, 6 de ellos fueron inoculados con el virus y los otros 2 se aislaron como grupo de control.

Se suelen utilizar monos para esta clase de experimentos porque, en términos biológicos, el primer año de vida de esta raza equivale a los 3 primeros de un ser humano. Los resultados fueron preocupantes: se demostró que el virus del zika causa daños en la estructura y función cerebral de los primates, alterando de esta manera su comportamiento.

 

De acuerdo con los expertos, esto aumentaría las posibilidades de que, de ser infectado con el zika, un recién nacido sufra daño cerebral. “Esto lo afirman a pesar de la mínima cantidad de monos que estudiaron”, indicó el Consejero Médico de RPP Noticias Elmer Huerta.

“En Brasil, se había demostrado que los fetos humanos sí presentan daños cerebrales cuando están contagiados antes del nacimiento", sostiene Huerta. El Consejero Médico agregó, no obstante, que es muy difícil comprobar si lo mismo sucede cuando un recién nacido o un niño se infecta, pues "no se tiene el número suficiente de niños infectados". "Es muy complicado hacer un diagnóstico de infección inicial en un niño. Los exámenes de sangre muchas veces confunden al virus del zika con el dengue”.

Según los expertos, algunas mujeres embarazadas no saben que están infectadas con el virus. Además, las pruebas médicas en estas madres y sus hijos no siempre dan respuestas claras, ya que no distinguen los anticuerpos creados por el zika y por el dengue.

 

Elmer Huerta también mencionó que este tipo de investigaciones ya se realizan en niños. “Actualmente se está haciendo el único estudio en el mundo con más de 1200 niños que fueron infectados con el virus del zika. Este se realiza en Guatemala y espera confirmar las premisas de los especialistas que hicieron el estudio en animales”.