Guillain-Barré: Se detectó enterovirus en los nueve primeros casos diagnosticados

Elmer Huerta, Consejero Médico de RPP Noticias, explica todo sobre este virus, que se confunde con la gripe durante sus primeras semanas para luego llevar al paciente a la parálisis.

Los cien casos de Guillain-Barré presentados en el Perú tienen en vilo a las personas. Sin embargo, no hay que temer pues no se trata de una enfermedad contagiosa. En la última semana, especialistas examinaron los virus y bacterias del síndrome y encontraron en varios pacientes un virus en común: el enterovirus.

“Habíamos explicado que el Guillain-Barré era conocido como un síndrome porque se trataba de un mal que podría obedecer a muchas causas, al igual que la fiebre. Ahora tenemos un panorama más claro”, comenta el Consejero Médico de RPP Noticias Elmer Huerta.

El Ministerio de Salud hizo un análisis al líquido del cerebro de los nueve pacientes encontrados en Trujillo con Guillain-Barré y todos resultaron con un tipo de enterovirus, el cual la entidad dará a conocer el viernes.

 

“El enterovirus está en todo el mundo y es muy común. Ya han sido diagnosticados brotes de Guillain-Barré en Japón, Holanda, Francia, España, entre otros países en Asia. Este virus entra al cuerpo a través de la boca, por el agua sucia y las bebidas contaminadas. Algunos casos se deben al contagio respiratorio, pero la mayoría es digestivo”, explica Huerta.

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, el enterovirus D68 provoca síntomas parecidos a la influenza (gripe). Fiebre, goteo nasal, estornudos, tos, dolores corporales y musculares. “También puede producir diarrea. Se trata de un virus que se confunde con la gripe en las primeras tres semanas y luego el paciente experimentaría parálisis”, afirma el neurólogo del Hospital Dos de Mayo Miguel Villavicencio.  

Si bien no todo persona que adquiere un enterovirus, está necesariamente contagiada de Guillain-Barré, es recomendable adoptar las medidas básicas de higiene: cuidarse de las comidas y bebidas en mal estado y lavarse adecuadamente las manos. Algunas personas son más susceptibles que otras a los efectos de los virus y las bacterias del Guillain-Barré.

Se estima que entre 300 y 400 casos de Guillain-Barré ocurren cada año en el país. El último caso más sonado fue el de Olga Marina Turriate, de 33 años, una mujer embarazada que presentó parálisis corporal luego de haber experimentado el parto y estar en coma tres semanas.