La receta más sencilla para evitar males gastrointestinales

La malnutrición de los adultos y aún más de los menores de edad, agrava la condición de los enfermos.

La salmonella y se caracteriza por provocar fiebre alta, dolor abdominal, diarrea, náuseas y, a veces, vómitos.
La salmonella y se caracteriza por provocar fiebre alta, dolor abdominal, diarrea, náuseas y, a veces, vómitos. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

El ecosistema o comunidad que solían cohabitar familias de las zonas afectadas de Piura y en la sierra de Lima, ya no existe o se ha modificado por acción de la naturaleza. Las actuales condiciones de subsistencia obligan a actuar rápido, pues la salud es la que más reciente los estragos del cambio climático.

Según advierte el médico internista Juan Carlos Benites, hay muchas condiciones que exponen a la población damnificada a enfermedades gastrointestinales, tales como:

1. Deficientes condiciones sanitarias (no hay servicio de agua y desagüe, proliferación de roedores y mosquitos).
2. El aseo individual es muy precario y casi inexistente.
3. Hay contacto directo o a través de los alimentos con aguas servidas.
4. Escasez del agua potable para el consumo humano.

Paradójicamente a veces hay medidas sencillas que pueden ser la solución a grandes problemas. Este es el caso del lavado de manos como medida clave para prevenir las enfermedades gastrointestinales, que en casos graves pueden causar la muerte.

Benites precisa que si bien hay preocupación y alerta por un posible rebrote de dengue o zika en el norte del país, las condiciones se prestan para que se produzcan contagios de salmonella en adultos y diarrea aguda por virus, en el caso de los niños.

Salmonella

Esta enfermedad es provocada por la bacteria Salmonella y se caracteriza por provocar fiebre alta, dolor abdominal, diarrea, náuseas y, a veces, vómitos. Se contrae por la mala manipulación de los alimentos de origen animal contaminados, principalmente huevos, carne, aves y leche.

"Los síntomas comienzan a manifestarse entre 6 y 72 horas (generalmente 12 a 36 horas) después de la ingesta de Salmonella, y la enfermedad dura entre 2 y 7 días", según indica el portal de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Lavarse las manos con agua y jabón, o usar gel desinfectante. Medida clave para prevenir enfermedades digestivas graves. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

También puede transmitirse entre las personas por vía fecal-oral. "El mal saneamiento ambiental y el mal manejo de las excretas (heces) complican más la situación", dice el médico internista.

Condiciones sanitarias

Para evitar eventuales casos de diarreas y salmonella, tifoidea e incluso cólera hay algunas acciones preventivas:

1. Cuidar el almacenamiento del agua, utilizando envases herméticos para evitar que los zancudos vectores puedan colocar sus huevos.
2. Utilizar 1 a 2 gotas de lejía para desinfectar el agua y luego esperar media hora antes de usarla.
3. De 10 a 20 gotas de lejía por litro de agua, si se van a lavar los alimentos.
4. Lavarse las manos con agua y jabón, o usar gel desinfectante.
5. Los productos enlatados también debe de lavarse, porque pueden haber estado expuestos al polvo y otros agentes infecciosos.

La malnutrición de los adultos y aún más de los menores de edad, agrava la condición de los enfermos, pudiendo agravarse a una septicemia (infección generalizada) que puede desembocar en la muerte.

"Debe haber una atención médica urgente, con apoyo de las Fuerzas Armadas. Los enfermos con dos días teniendo diarrea, deben ser evacuados, porque el contagio es muy rápido, basta con compartir los utensilios, de allí que se sugiera el uso de material descartable", concluye Benites.