¿Lactancia materna o leche de fórmula?

Los bebés, al menos durante sus primeros 6 meses de vida, necesitan de la lactancia para acompañar su crecimiento.

Hoy, después de muchos años de estudios y evaluaciones, la ciencia tiene claro que, salvo contadas excepciones, la mejor leche que puede tener un bebé es la de su mamá. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

Durante siglos existieron las “nodrizas”, que eran mujeres que cedían su leche a los bebés de aquellas mujeres que no podían o no querían dar de lactar. Por ejemplo, en el antiguo Egipto, donde usualmente la lactancia duraba 3 años, existía la “nodriza regia”, (a la que llamaban también “madre de leche”) que era la encargada de dar su leche al hijo del emperador. La misma costumbre de tener “amas de leche“ fue muy común tanto en la Grecia como en la Roma antiguas, siendo que gran parte de las mujeres de la nobleza preferían tener una nodriza para su hijos que dar ellas de lactar.  

En el siglo 19 comenzaron a salir diversas fórmulas para darle al bebé en vez de la leche materna y a mediados del siglo 20 salieron las marcas comerciales de distribución general. Durante los siguientes 20 a 30 años el crecimiento en las ventas fue masivo, llegando a haber un porcentaje importante de mamás que preferían usarlas en vez de dar de lactar. Era la época del inicio de la “liberación femenina”, del aparecimiento de los anticonceptivos orales, y el uso de fórmulas se asociaba a obtener mayor libertad del papel clásico de madre. 

Dar de lactar estimula la liberación de oxitocina, que es una hormona que ayuda a contraer el útero y prevenir hemorragias en el post parto. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

Hoy, después de muchos años de estudios y evaluaciones, la ciencia tiene claro que, salvo contadas excepciones, la mejor leche que puede tener un bebé es la de su mamá.

Hay una serie de ventajas de la lactancia, tanto para el bebé como para la mamá, que es muy importante que se conozcan.

Ventajas para la mamá:

1. Dar de lactar estimula la liberación de oxitocina, que es una hormona que ayuda a contraer el útero y prevenir hemorragias en el post parto.  

2. Dar de lactar quema bastantes calorías, por lo que las mujeres que amamantan bajan más rápido de peso luego de dar a luz.

Dar de lactar ayuda a quemar calorías. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

3. Dar de lactar protege en cierta medida a la mujer contra el cáncer de mama y de ovario.

Ventajas para el bebé:  

Son múltiples. La leche materna tiene los nutrientes exactos que necesita el bebé en cada etapa, y va cambiando a medida que él crece. En general es mejor tolerada, por lo que hay menos problemas digestivos como gases y/o estreñimiento. La leche materna además tiene anticuerpos, que son células de defensa que el organismo de la madre ha aprendido a hacer a lo largo de su vida y que ayudan a proteger al bebé. Los bebés que toman leche materna tienen menos problemas de diarrea, de alergias y menos infecciones tanto respiratorias como de oídos; en otras palabras, son más sanos.   

Estas son solo algunas de las razones por las que es muy importante que la madre dé lactancia exclusiva durante los primeros seis meses, y sería muy bueno si puede continuar con lactancia parcial hasta que el bebé llegue al año. A veces puede ser cansador, pero definitivamente vale la pena.