Las personas con autismo no deben ser consideradas discapacitadas físicas

Presidenta de la asociación "Soy autista y qué?" señala que las personas con autismo son incorrectamente clasificadas debido a un error del Ministerio de Salud.

Según la especialista en neurología infantil de la Clínica Ricardo Palma, Pamela Muñoz, esta es una condición tratable. | Fuente: Getty | Fotógrafo: David Silverman

El autismo se presenta en cada paciente de diferentes maneras. Puede limitar su interacción social o comunicativa, afectar su capacidad de aprendizaje e, incluso, tener efectos en su comportamiento.

En ninguno de estos casos, sin embargo, este espectro contempla alguna limitación o discapacidad física, como sí lo señalan el RENIEC y el Ministerio de Salud (MINSA). Así lo indicó Milagros Huamán, presidenta de la asociación sin fines de lucro “Soy Autista y Qué?”.

“Desde el 2012 hasta el momento, más de mil personas con autismo han sido clasificadas con discapacidad física por la RENIEC”, advierte Huamán, quien aclara que la raíz del problema se encuentra en el Ministerio de Salud.

Según explica, cada menor diagnosticado con autismo debe pasar por una exhaustiva evaluación en el Hospital Noguchi o Larco Herrera, para así recibir una clasificación (F81, F82, F83 o F84) y su carnet de discapacidad, el cual es entregado por el Consejo Nacional de Discapacidad (CONADIS).

“El problema viene cuando estos menores van a tramitar su DNI azul al RENIEC, ya que al entregar su código, el sistema automáticamente los coloca en la clasificación de discapacidad física”, comenta Milagros, quien vivió esta experiencia con su hijo.

EL ORIGEN DEL PROBLEMA

“Los padres que hemos pasado por esto reclamamos en ventanilla del RENIEC que nuestros hijos no tienen ninguna discapacidad física, ellos están corriendo y saltando”, comenta Huamán.

Agrega que ante el reclamo, la respuesta que recibió fue que el sistema clasifica a los menores de acuerdo a la lista enviada por el Ministerio de Salud en el 2012. “Me reuní con representantes del RENIEC y me dicen 'no es responsabilidad nuestra porque nosotros no somos médicos y nosotros no hacemos esta clasificación, los que lo hacen es el Ministerio de Salud', así que tuve que presentar un nuevo reclamo”, cuenta.

A partir de esta queja, se formó una mesa entre el CONADIS, RENIEC y MINSA. Se determinó finalmente que “había un error, que había sido consecutivo durante todos estos años, desde el 2012, y que el MINSA iba a mandar una nueva tabla de clasificación. Algo que hasta el momento no ha sucedido”, manifestó Huamán.

¿ES UNA DISCAPACIDAD FÍSICA?

Conversamos con la doctora Pamela Muñoz, especialista en neurología infantil de la Clínica Ricardo Palma, para que nos explique si el autismo podría traer algún tipo de limitación física o si se limita a afectar las funciones cognitivas y sociales.

“No es una discapacidad física”, dijo enfáticamente. “El autismo es netamente funcional, las personas se retraen socialmente y tienen problemas en la comunicación, verbal o gestualmente, pero no física”, explica Muñoz.

“No está dentro de una discapacidad física, porque ellos corren, saltan juegan y hacen de todo. La discapacidad que ellos tienen es social, a menos que presenten un retraso mental leve o moderado, que puede generar una discapacidad mental, pero no física”, añade.

La especialista nos aclara, incluso, que pese a considerarse una discapacidad, el autismo es una condición tratable. “Ellos presentan complicaciones con la comunicación social, que con terapias pueden superarlo de algún modo”, comenta.

En sus documentos, las personas autistas aparecen como discapacitadas físicas. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: sdominick

Más allá de tratarse de una incómoda clasificación, esta confusión presenta otros inconvenientes para los pacientes. “Si un día mi hijo se pierde, su DNI lo reporta como una persona con discapacidad física y eso complicaría su búsqueda”, acota Milagros.

Tomando en cuenta que, según explica la doctora Pamela Muñoz, uno de cada 100 niños presenta autismo y, considerando que hay 7 millones de niños en nuestro país de acuerdo a las cifras del INEI, son cerca de 70 mil en total los niños que enfrentan este problema.

Quedará en manos del Ministerio de Salud el solucionar uno de los tantos obstáculos que afrontan las personas con autismo para hacer que la lucha que ellos y sus familias enfrentan para llevar una vida normal sea menos complicada.