Los smartphones tienen más bacterias que la tapa de un inodoro

Dispositivos electrónicos que usamos a menudo, ya sean las tablets, reproductores de música y relojes inteligentes, son medios que ayudan a la producción de bacterias.

El celular se ha convertido en los últimos años en el compañero inseparable de jóvenes, adultos y hasta niños. Pero, no todo es color de rosa. Nuestro celular, como otros objetos que tocamos diariamente, está llenas de gérmenes. En casa, en la oficina, en la calle y hasta en nuestra habitación, estos gérmenes conviven todos los días junto a nosotros.

El médico infectólogo Eduardo Gotuzzo explica que en una investigación de la Universidad de Barcelona se constató que las pantallas de los smartphones pueden albergar alrededor de 600 bacterias, 30 veces más que los que encontramos en la tapa de un inodoro. Un caso similar es el que encontramos en otros dispositivos electrónicos que usamos a menudo, ya sean las tablets, reproductores de música y relojes inteligentes. Estos objetos pueden ser un transporte idóneo de bacterias. 

“El estudio habla sobre bacterias de la comida, presentes en el ser humano, como el Escherichia coli, que está en el intestino ", explica Gotuzzo.

Muchos de los microorganismos que se encuentran en estos objetos que tocamos a diario no causan ninguna enfermedad. | Fuente: Getty Images

Escritorio y teclados. De acuerdo con información de El País, nuestra mesa de trabajo alberga 400 veces más bacterias que las presentes en una taza de inodoro limpia. “El teclado es el primer afectado, ya que es ahí donde depositamos todos los gérmenes arrastrados de otros lugares”, comenta el artículo.

Ascensor y marcadores. Los botones de llamada del ascensor (y en el panel de control) son usados por muchas personas a lo largo del día. Estos también son un foco de gérmenes, que aunque no son dañinos pueden causar infecciones en el tracto alimentario en su contacto con los alimentos.

En el bus. Los pasamanos y manijas de las puertas son un campo activo de gérmenes. Evite tocar alimentos con las manos sucias.

Microbios patógenos. Muchos de los microorganismos que se encuentran en estos objetos que tocamos a diario no causan ninguna enfermedad, el evitar el contacto con estos gérmenes podría causar la condición de germ-free en los niños, evitando el fortalecimiento del sistema inmunológico.