Mascarillas deben tener filtro ante humo tóxico de incendios

Las mascarillas convencionales no protegen de la inhalación de gases tóxicos.

Las mascarillas convencionales son obsoletos ante la emanación de humo.
Las mascarillas convencionales son obsoletos ante la emanación de humo. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Getty Images

Los gases tóxicos que se desprenden durante un incendio, como aquellos que se han registrado en la capital en días recientes, pueden dañar la salud a corto y largo plazo. Por eso, es indispensable el uso de mascarillas especiales y adoptar otras medidas preventivas.

En el caso del incendio de gran complejidad que se inició el jueves último en la zona de Las Malvinas, en el Cercado de Lima, y que se prolonga por más de 20 horas, la situación se hace más compleja y peligrosa.

“Hay una concentración de sustancias tóxicas bastante elevada, porque allí se vendían productos de ferretería, ahí se concentran los humos más nocivos, que contienen sulfatos y nitratos que contaminan todo el organismo”, explica la neumóloga de Solidaridad Salud Doris La Chira.

Mascarillas convencionales no sirven

Las personas que estén cerca de la zona del incendio o en cercanías, deben protegerse con mascarillas con filtro, ya que la concentración de sustancias tóxicas queda como partículas suspendidas en el aire.

“Las personas que están cerca (bomberos, periodistas, transeúntes) tienen que tener mascarillas especiales con filtro para que el humo no ingrese a su aparato respiratorio, las mascarillas de papel no sirven”, advierte La Chira.

Elmer Huerta, asesor médico de RPP Noticias, explica que en este tipo de emergencias son adecuadas las mascarillas N95, pues son más herméticas y pueden filtrar las partículas grandes. “La gente que -por trabajo- se expone a respirar el humo tóxico debe usarlas”.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos explican:

Los más vulnerables

Son los niños, adultos y ancianos, que pueden desarrollar cuadros de alergias, bronquitis y asma, entre otros males.

“Las sustancias volátiles van a diseminarse por toda la ciudad de Lima y van a formar parte de la contaminación ambiental. Los gases tóxicos no solo entran por la boca, las vías respiratorias o la nariz, sino que se impregnan en los ojos y la piel. A largo plazo van a haber problemas en la salud, por eso tenemos -principalmente- gran cantidad de casos de cáncer al pulmón y al estómago, a corto plazo se desarrollan problemas de asfixia y broncoespasmos”, afirma la neumóloga Doris La Chira.

La especialista recuerda que la inhalación de humo puede provocar infecciones respiratorias severas y hasta broncoespasmos que terminarían con la vida del afectado, por eso señala que otra medida de emergencia es cubrirse la boca y la nariz con una toalla húmeda.

En el caso de los bomberos la exigencia es mayor. “Ellos utilizan oxígeno y mascarillas adecuadas”, recalca la médico.