Organización Mundial de la Salud reclama mayor inversión para la salud mental

En la última edición del "Atlas Mundial de la Salud mental", la Organización Mundial de la Salud cuestionó que los países en el mundo no inviertan lo suficiente en preparar y ejecutar sus planes de salud mental.

La OMS señala que solo el 20% de los países ha asignado los recursos financieros necesarios para que sus planes de salud sean implementados. | Fuente: Vía: EsSalud

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó la última edición del “Atlas Mundial de la Salud Mental”, donde resalto que ningún país del mundo viene invirtiendo lo suficiente para controlar los severos problemas de salud mental que enfrentan.

Esta noticia llega a muy poco de conocerse la muerte de la diseñadora Kate Spade, quien se quitó la vida el último 5 de junio. Su hermana reveló que sufría de trastorno bipolar. "La mayoría de los países que tienen programas de salud mental no los apoyan con los recursos humanos y financieros necesarios", afirmó la directora de programas del departamento de Salud Mental de la OMS.

De acuerdo a este informe, solo el 72% de los 194 países miembros de esta organización tiene un plan de salud mental y apenas el 57% tiene una ley que lo avale. Además, en 58 años, apenas 48% de los países han puesto al día su plan de salud mental y solo el 20% ha asignado los recursos financieros necesarios para que sus planes de salud sean implementados.

En cuanto al manejo de los fondos económicos que disponen los países de bajo o mediano ingreso económico, como el Perú, el informe señala que el 80% de inversión está dirigido a la manutención de los hospitales públicos, dejando nulo presupuesto para actividades de prevención.

“Este informe nos revela un panorama preocupante”, revela el Elmer Huerta, Consejero Médico de RPP Noticias. “Por ejemplo, los seguros médicos en el Perú no reconocen si tú tienes una enfermedad mental, es como si la salud mental fuera de otro planeta”, agrega.

“Falta un cabal entendimiento de que el ser humano es mente, cuerpo y espíritu”, comentó el médico. “La depresión es un trastorno del cerebro en sus químicos cerebrales, hay que entender que esa frase de 'anímate y sal de esa depresión' no es suficiente para superar estos problemas”.

El informe, finalmente, invita a analizar a los países del mundo que por cada dólar que un país que invierta en problemas de salud mental como la depresión, ganará 4 dólares en salud pública y mejorará la capacidad productiva de los trabajadores.