Tu lengua, ese órgano vital que no debes descuidar

La lengua generalmente se ve rosada, pero el color y la textura cambian cuando hay alguna alteración.

La lengua generalmente se ve rosada, pero el color y la textura cambian cuando hay alguna alteración.
La lengua generalmente se ve rosada, pero el color y la textura cambian cuando hay alguna alteración. | Fuente: Getty Images

¿Qué tienen en común una visita al dentista o al médico general? La respuesta es que en ambos casos, la lengua pasa revisión, porque ella puede alertar signos sospechosos de algunas enfermedades.

"La lengua es vital para el cuidado de la salud oral, porque sin higiene adecuada puede albergar bacterias que pueden ocasionar enfermedades", explica Wendy Rebatta, odontóloga del Policlínico Risso.

De acuerdo a la especialista, se debe evitar someter a la lengua a cambios térmicos muy calientes, porque se pueden alterar los tejidos y las papilas gustativas. De igual forma, no debemos exponerla a bebidas demasiado frías que puedan anular la capacidad de percepción de los sabores.

La lengua generalmente se ve rosada, pero el color y la textura cambian cuando hay alguna alteración. Por ejemplo:

Candidiasis oral: es una infección por hongos que puede provocar manchas blancas en la superficie. En estos casos el sistema inmunológico está debilitado.

Leucoplasia vellosa: la parte lateral de la lengua registra manchas blancas y vellosas, uno de los primeros síntomas que caracterizan a un paciente en fase Sida, aunque también puede darse en pacientes inmunodeprimidos (defensas bajas).

Glositis: se produce la inflamación de las papilas gustativas, se siente ardor e hinchazón, debido a una infección bacteriana, viral o quemaduras.

La lengua con superficie blanquecina, puede deberse a mala higiene. "Generalmente son sustancias blandas impregnadas", anota Rebatta.