Uso de la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano disminuye las lesiones precancerosas, según estudio

Científicos de Japón concluyen que con la implementación de la vacuna, suspendida desde el 2013 por el gobierno japonés, se logró disminuir en 60% los casos de lesiones precancerosas.

Científicos japoneses concluyeron que el uso de la Vacuna contra el Papiloma Humano (VPH) dismuyó más del 60% de las lesiones precancerosas, que sin atención médica adecuada puede desencadenar cáncer. En Japón, tras la polémica de grupos conservadores que sostenían que esta promovía el inicio temprano de las relaciones sexuales, la vacuna no puede ser recomendada por los médicos desde 2013.

Los responsables de la investigación, publicada por la revista científica Vaccine, evaluaron a 22 743 mujeres de edades entre 20 y 29 años que habían pertenecido a un programa de la Sociedad Japonesa del Cáncer años anteriores. La investigación calculó el número de casos de lesiones premalignas (69%) del cuello del útero que se evitaron con las vacunas aplicadas antes de su restricción en Japón.

“La vacuna contra el papiloma humano previene el 75% de casos de cáncer del cuello del útero. En países pobres, donde es la primera causa de muerte en mujeres como en el Perú, su aplicación podría cambiar para siempre el control de tan frecuente enfermedad”, explica el Consejero Médico de RPP Noticias Elmer Huerta.

Japón había aprobado la vacunación en niñas de 12 a 16 años en octubre del 2009. Se alcanzó a vacunar al 20% de las menores. En junio de 2013, el Ministerio de Salud de Japón decidió que los pediatras dejaran de promover la vacuna en los padres. Actualmente, solo el 1% de las menores japonesas la recibe.

 

El virus del papiloma humana (VPH) se contrae, principalmente, mediante relaciones sexuales. | Fuente: Getty Images

De acuerdo con el Diccionario Nacional de Medicina de los Estados Unidos, el virus del Papiloma Humano se contrae, principalmente, mediante relaciones sexuales. Entre sus principales síntomas está la presencia de verrugas en el cuerpo, en la mayoría de los casos, los genitales. El VPH es un grupo de 200 tipos de virus relacionados entre sí. La mayoría puede producir cáncer.  

“El asunto con esta vacuna es que, casi desde su aprobación, grupos conservadores y religiosos primero y grupos antivacunas después, causaron temor en los padres de familia japoneses, sembrando dudas en la vacunación de sus pequeñas hijas”, sostiene Huerta.

Según el especialista, algunos de los movimientos afirmaban que la vacuna VPH era motivo para que las niñas pudieran tener relaciones sexuales sin riesgos, por lo que los grupos conservadores no estaban de acuerdo con las campañas de vacunación. Con ello, se especulaba que la vacuna VPH producía parálisis o la muerte.