Así funciona nuestro cerebro cuando "maratoneamos" una serie

Ante el ‘boom’ de “La Casa de Papel” conozca como su cerebro trabaja intensamente durante una “maratón” de capítulos.

Nuestro cerebro no funciona igual con todas las series: dependiendo de la trama, nuestras células cerebrales se ven “afectadas” de manera diferente. | Fuente: Netflix/ La Casa de Papel

"Maratonear" se ha convertido en una rutina usual entre los fanáticos de las series del momento. Muchos pasan horas viendo cuatro o cinco capítulos seguidos, una situación que podría ser nociva para nuestra salud.

“The Walking Dead”, “Game of Thrones” y la reciente “La Casa de Papel” son series de televisión que han cautivado a la audiencia. Sin embargo, al tener como medio de transmisión el internet, las series actuales ofrecen al televidente la posibilidad de ver varios episodios de corrido.

Nuestro cerebro trabaja intensamente cuando vemos series de televisión que requieren de nuestra concentración para entender el argumento. El neurólogo David Lira comenta que emociones y conocimientos se ven afectadas con estas series. "El hipocampo almacena información para entender los capítulos; con el área visual u occipital y auditiva o temporal, los argumentos intervienen en nuestras emociones.  La corteza prefrontal trabaja comprendiendo los argumentos”, explica.

Ver un capítulo tras otro responde a la Ley de cierre, una norma psicológica que explica la tendencia de completar estímulos próximos. “Esto quiere decir que si tenemos disponibles todos los capítulos de una serie, nuestro cerebro sentirá la necesidad de verlos todos para completar el todo”, comenta.

 

Nuestro cerebro no funciona igual con todas las series: El neurólogo Nilton Custodio afirma que dependiendo de la trama, nuestras células cerebrales se ven “afectadas” de manera diferente.

Acción: Los rápidos cambios de escena activan las área visual y auditiva ubicadas en el área occipital y temporal, respectivamente.

Suspenso: El cerebro trabaja como armando un rompecabezas, hilvanando y ordenando los argumentos para descubrir las pistas. Esta labor se desarrolla en la corteza prefrontal, el área más desarrollada de Sistema Nervioso Central.

Comedia: La temática más sencilla. Nuestro cerebro interpreta las emociones primarias que activan el sistema límbico, visual, auditivo y motor y fomenta la risa en el momento adecuado.

¿POR QUÉ ELEGIMOS UNA SERIE?

Los tráilers o avances de las series nos llevan a elegirlas. La elección de las escenas no es al azar, sino cuidadosamente por especialistas en neuromarketing.

"Esas escenas con alto contenido emocional como una muerte, un accidente, una caída o un grito hacen que la persona quiera ver qué va a pasar antes o después; las escenas con carga emocional afectiva fuerte como famosos en situaciones cariñosas y una sucesión de eventos como explosiones, caídas y gritos", explica Lira.

PODRÍA GENERAR UNA ADICCIÓN

Un estudio de la Universidad de Toledo afirma que ver durante más de 3 horas seguidas alguna serie de televisión y no poder parar de ver los capítulos podría considerarse como un problema de salud pública. Los investigadores afirman que la adicción a las series tendría un efecto directo en el trabajo y las relaciones sociales de los televidentes.

Descuidar las responsabilidades laborales y sociales y cuadros de insomnio son algunas de las consecuencias de esta adicción, pero no son las únicas. La depresión es otro de los riesgos. Esto se debe a que el cerebro incrementa sus niveles de estrés relacionados a la falta de descanso del cuerpo.