Cuáles son las donaciones urgentes en casos de supervivencia

A la hora de decidir sobre tu donativo, trata de ponerte en el lugar de un damnificado y toma en cuenta las condiciones precarias en las que se encuentra.

Optar por alimentos que estén listos para el consumo, como enlatados.
Optar por alimentos que estén listos para el consumo, como enlatados. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

La situación de los damnificados por las lluvias, inundaciones y huaicos a nivel nacional preocupa a todo el país, y de alguna manera todos queremos ayudar a que ellos puedan volver a empezar. Sin embargo, el desamparo en el que se encuentran los miles de afectados hace que nos preguntemos cuál es la ayuda inmediata que ellos necesitan.

Alimentos no perecibles

Hay que ponernos en el lugar de los peruanos que actualmente han quedado sin viviendas y, por ende, sin luz, agua, ni el espacio adecuado para poder cocinar sus alimentos. La nutricionista Sara Abu Sabbah nos da sugerencias de qué donaciones son necesaria para la supervivencia en situaciones de crisis.

1. Optar por alimentos que estén listos para el consumo, como enlatados de pescado, pollo o menestras de diversos tipos: habas, frijol, lenteja, garbanzo. También son adecuadas las frutas en conserva.

2. Las latas deben contar con un abre fácil, no deben estar abolladas ni con restos de óxido, porque eso puede indicar que el contenido esté deteriorado.  

3. Revisar que los productos tengan un periodo de vencimiento prolongado después de su fecha de elaboración, y es mejor que esa información venga impresa en la lata. "El papel atrapa polvo y residuos. En una situación de emergencia, la manipulación de los alimentos sin el lavado de manos, hace que haya un mayor riesgo de contaminación".

4. Donar latas que contengas de 1 a 3 porciones, porque así estaremos cubriendo la necesidad de al menos una familia.

5. Las personas víctimas del desastre natural sufren de un estrés metabólico que les hace incrementar la demanda de energía. "Habría que pensar en galletas saladas, de soda o de vainilla, no las rellenas. Estos alimentos de bajo costo y no perecederos, aportan una cuota de energía inmediata, porque están hechas con harina muy refinada".

6. Mejor reemplazar el arroz por los tubérculos. El primero demanda mucha cantidad de agua, mientras que el segundo aporta energía, vitaminas, minerales y requiere menos agua para la cocción, incluso el agua residual puede utilizarse de otras maneras.

7. La donación de agua es esencial, pues en medio de la catástrofe la hidratación es aún más importante, al menos 2 litros al día, indistintamente de la edad y fuera de los alimentos. “Recordemos que se están donando alimentos que no son ricos en agua, como las frutas y verduras frescas”.

8. Los primeros días de la etapa crítica hay que distribuir 3 a 4 kilos de alimento por semana por persona para subsistir.

Medicinas

Los damnificados estando en condiciones precarias y expuestos al polvo, producto del lodo que se va secando, o en contacto con agua estancada, son más vulnerables a alergias en piel. Al respecto la dermatóloga de EsSalud Giuliana Nieto recomienda las donaciones de corticoides en crema (para la dermatitis, picazón o prurito en la piel). "Recordemos que antes de usar, un médico lo debe prescribir, porque no se puede usar de forma continua", aclara.

La especialista también sugiere antibiótico tópicos (aplicación directa), como la mupirocina para heridas o lesiones infectadas. En tanto que para contusiones, el Diclofenaco en gel, spray o crema es un excelente antinflamatorio.

Y no debemos dejar de enviar protectores solares y repelentes. Esto último para prevenir la picadura de mosquitos que puedan trasmitir enfermedades como el dengue o el zika. 

Tu tiempo

En lo que va de este temporal de lluvias se han conformado diversos grupos para el acopio de donativos. Es una buena oportunidad para sumarnos en esa tarea, nuestro tiempo es valioso y lo podemos invertir apoyando en la selección y distribución de la ayuda.

Como ya hemos descrito en anteriores artículos, la ayuda social es buena para la salud, es decir, tiene un efecto terapéutico que hace que nos sintamos bien, disipa la soledad y produce satisfacción. Además, sentir empatía es el motor que necesitamos para movilizarnos y dejar poner excusas.

Así lo ha entendido gente de la sociedad civil, con más o menos recursos, que afortunadamente no se encuentra entre los damnificados. Profesionales como veterinarios, psicólogos y demás especialistas en salud, han sentido ese llamado porque saben que pueden y deben apoyar. ¡Tú puedes hacer la diferencia!