Claves para prevenir el abuso sexual de niños y adolescentes

Más del 48% de casos de abuso están ligados a familiares cercanos. El aumento de estas situaciones debe impulsar a los padres a utilizar nuevas herramientas de prevención. El tema fue abordado en el programa de RPP Noticias, "Sin Vueltas".

El caso de veinte niños de la escuela N° 17347 de la comunidad nativa Awajún de Kusu Chapi, ubicada en el distrito de Imaza, provincia de Bagua, fueron víctimas de abuso sexual ha vuelto a poner en alerta a los peruanos. El tema fue abordado en el programa de RPP Noticias, "Sin Vueltas".

Estas situaciones no solo ponen en perspectiva el papel de la policía y del Estado en cuanto a la protección y seguridad de los niños y adolescentes, sino que establece en los padres de familia peruanos dudas sobre el cuidado que deben tener con sus hijos para prevenir que ellos se conviertan en víctimas.

“Es difícil para un padre ver estos casos sin preguntarse si sus hijos están bien. Se genera paranoia en los padres, una suerte de ansiedad y pánico”, comenta la psicóloga clínica Maribel Briceño.

Pero el peligro no solo está en la calle. Más del 48% de los casos de abuso sexual están ligados a personas cercanas a las víctimas, como familiares y amigos. 

“Por eso a veces es difícil para algunos padres realizar una denuncia. Creo que es una situación compleja, dolorosa, y más allá de ser un tema de incertidumbre o de taparnos la boca como sociedad, creo que tenemos que hablar, decirlo y denunciarlo”, afirma la especialista.

CLAVES PARA PREVENIR EL ABUSO SEXUAL

Comunicación. Establecer vínculos de confianza entre padres e hijos permitirá que los menores se sientan seguros de poder contar episodios que los incomoden y, de producirse algún acto de abuso, velar por llegar a justicia. “Lo más importante es la comunicación y la información".

Información sin tabúes. “No hablar de sexualidad por vergüenza ya es algo del pasado: tenemos que hablar con los niños y explicarles qué está pasando, cómo deben actuar”, recomienda Briceño. “La información debe darse de acuerdo a la edad de nuestros hijos”, añade Tuñoque.

Respeto sí, sometimiento no. Las especialistas concuerdan en que aprender desde pequeños a decir no y saber identificar las situaciones de peligro es clave. “Podemos enseñarle el respeto por los adultos, pero eso no significa que deben seguir al pie de la letra lo que ellos dicen, sean conocidos o desconocidos”, explica la psicoterapeuta Liliana Tuñoque.

“Yo creo que debemos enseñarles que sus cuerpos les pertenecen y nadie tiene derecho de tocarlos. Les debe quedar claro que nadie debe tocar ciertas zonas íntimas. Los niños y las niñas tienen que saber qué está mal, deben hablar sin miedo, denunciar”, finaliza Briceño.