Guía del preservativo: el condón es más que un método anticonceptivo

El preservativo es el segundo método anticonceptivo favorito de los peruanos y reduce en un 98% el riesgo de contraer una infección de transmisión sexual.

El condón es el segundo método anticonceptivo más usado por los peruanos, según la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar 2016 (Endes, 2016). Se pueden encontrar en cualquier farmacia y minimarket, con precios que van desde los 3 soles hasta los 11 soles, dependiendo de sus características. Si bien hablar de él todavía es un tabú, el preservativo puede salvar a muchas personas de la muerte.

El preservativo funciona tanto como método anticonceptivo -evita embarazos no deseados- como barrera de protección ante enfermedades de transmisión sexual (ETS), males que afectan a diario a más de un millón de hombres y mujeres alrededor del mundo, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los primeros condones, que existen desde hace más de 14 mil años, fueron fabricados utilizando como insumos telas e intestinos de cerdos y ovejas. Ahora, son elaborados principalmente de látex y poliuretano, este último como alternativa para las personas que presentan reacciones alérgicas. Pese a su uso extendido, aún hay personas jóvenes que descartan su uso por esa razón.

José Luis Sebastián Mesones, coordinador de Perú de la Fundación para la Salud del Sida (AHF por sus siglas en inglés), explica qué hacer si se presenta algún tipo de alergia epidérmica debido al uso del condón. “Si presenta sarpullido y comezón debido al uso del condón, los preservativos de poliuretano son la opción. Estos protegen igual que un condón convencional”, comenta.

Mitos. ¿Alguna vez escuchó que usar dos condones al mismo tiempo protege doble de una infección? Nada más lejano de la verdad: la fricción entre ambos preservativos hace que se rompan y que su función de evitar el contagio de alguna ETS aumente en un 80%.

Estos son algunos de los mitos sobre los condones:

1. No tienen fecha de vencimiento. FALSO. Es común que los hombres carguen con condones en su billetera durante muchos años, sin creer que, como cualquier producto, tienen tiempo de caducidad.

2. Dejar el condón por mucho tiempo es mejor. FALSO. Luego de la eyaculación es importante retirar el preservativo para evitar algún derrame de líquido genital.

3. Usar vaselina para lubricar el condón. FALSO. Una práctica común en algunas parejas pero que puede poner en riesgo su salud: aplicarlo en zonas íntimas provoca irritación.


La eficiencia de un condón para evitar el contagio de ETS es de un 98% y el 2% restante está vinculado a la forma de usarlo. El cuidado del preservativo también beneficia a su validez. Se debe evitar guardarlo en lugares donde la temperatura es alta. Tampoco se debe olvidar que este producto, como cualquier otro, tiene una fecha de vencimiento. El especialista comenta que la infección de transmisión sexual con la mayor tasa de mortalidad es el VIH, con cifras que se han incrementado en los últimos treinta y cuatro años.

Además, Sebastián explica que los grupos de edad más afectados son los conformados entre los 15 y 45 años. La sífilis se ha convertido en la segunda infección de transmisión sexual más común entre los peruanos. La reducción de la tasa anual de contagio de enfermedades de transmisión sexual es posible. El condón como medio de prevención es clave.