La contaminación del aire aumenta riesgo de muerte en adultos mayores

Las partículas microscópicas son las más prejudiciales, comparadas con aquellas que provienen del humo de los carros, las chimeneas, las fábricas y la quema de basura.

Así lo confirma un estudio de la Universidad de Harvard en Boston que explica que las partículas contaminantes aumentan la mortalidad de personas de más de 70 años.
Así lo confirma un estudio de la Universidad de Harvard en Boston que explica que las partículas contaminantes aumentan la mortalidad de personas de más de 70 años. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Getty Images/ Juanmonino

Respirar aire contaminado es la mayor causa de mortalidad por polución, según un informe publicado en la revista científica The Lancet en 2015. Una situación que no ha cambiado y que perjudica a poblaciones vulnerables como los adultos mayores. Así lo confirma un estudio de la Universidad de Harvard en Boston que explica que las partículas contaminantes aumentan la mortalidad de personas de más de 70 años. Elmer Huerta, asesor médico de RPP Noticias, lo comenta.

“Incluso niveles mínimos de contaminación ambiental pueden aumentar la mortalidad de las personas mayores. Recordemos que la contaminación ambiental está constituida por las llamadas partículas de contaminación. Pueden ser de diversos tipos y tienen, por lo tanto, diferentes riesgos sobre la salud del ser humano”, comenta.

Estas partículas de contaminación ponen en riesgo la salud, principalmente en adultos mayores, incrementando en 43% su mortalidad.
Estas partículas de contaminación ponen en riesgo la salud, principalmente en adultos mayores, incrementando en 43% su mortalidad. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Getty Images/amesy

Huerta menciona que las partículas microscópicas son las más prejudiciales, comparadas con aquellas que provienen del humo de los carros, las chimeneas, las fábricas y la quema de basura.

“Aparte de estas partículas grandes existen las llamadas partículas submicroscópicas, que se miden en micrones. Recordemos que un micrón es la millonésima parte de un metro. Estas partículas son muy peligrosas porque entran hasta los pulmones y las más peligrosas de todas son las que miden 2.5 micrones, que son las que se miden en todos los estudios para ver cuál es el efecto que tiene la contaminación ambiental sobre la salud del ser humano”, afirma.

Estas partículas de contaminación ponen en riesgo la salud, principalmente en adultos mayores, incrementando en 43% su mortalidad.
Estas partículas de contaminación ponen en riesgo la salud, principalmente en adultos mayores, incrementando en 43% su mortalidad. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Getty Images/ milehightraveler

Estas partículas de contaminación ponen en riesgo la salud, principalmente en adultos mayores, incrementando en 43% su mortalidad.

“Las razones de mortalidad no fueron solamente cáncer, que si la producen, sino de enfermedades del corazón. Producen infartos cardíacos y derrames cerebrales. La calidad del aire que respiramos en la sociedad está determinado por la intensidad con la que este aire se contamina por las actividades industriales y la firmeza con que los gobiernos regulan la contaminación ambiental”, comenta.

Si bien resulta casi imposible que las personas se protejan de estas partículas contaminantes, pequeñas acciones saludables pueden hacer la diferencia: ahorre agua, recicle, evite usar su auto y no tire basura a las calles.
Si bien resulta casi imposible que las personas se protejan de estas partículas contaminantes, pequeñas acciones saludables pueden hacer la diferencia: ahorre agua, recicle, evite usar su auto y no tire basura a las calles. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Getty Images/ steinphoto

Las políticas públicas de cuidado al medio ambiente son primordiales para intentar revertir el efecto de la contaminación.

“El estudio ha revelado que el aumento en las concentraciones de ozono en las superficies de la tierra contribuyó también a la mortalidad de los ancianos. Los investigadores concluyen que siendo imposible que las personas se defiendan de estas micropartículas contaminantes porque, como dijimos, estas son tan pequeñitas que de frente entran a los pulmones y a la sangre, deben ser los gobiernos, en coordinación con las industrias, los que regulen la emisión de partículas contaminantes al medio ambiente”, finaliza.

Si bien resulta casi imposible que las personas se protejan de estas partículas contaminantes, pequeñas acciones saludables pueden hacer la diferencia: ahorre agua, recicle, evite usar su auto y no tire basura a las calles.