Las lecciones que dejó la clasificación de Perú al Mundial

Los especialistas coinciden en que el fútbol es una metáfora de la vida, siempre estamos entre éxitos y fracasos.

La Selección Peruana venció a Nueva Zelanda y clasificó al Mundial Rusia 2018. "Somos una selección que está para aprender, para crecer y para apuntar a los objetivos inmediatos", dijo Ricardo Gareca en conferencia de prensa. ¿Pero qué viene después de un triunfo tan importante?

La metáfora del fútbol

La 'filosofía' Gareca debe aplicarse en ámbitos ajenos al fútbol. "Muchas personas tienen miedo de ilusionarse con el éxito, porque temen una decepción. Si se fracasa, hay que aprender y volver a intentar. Llegar a la meta ayuda a acercarnos, porque la visión de éxito une a las personas, mientras más alto miremos más unida estará la gente", señala el médico psiquiatra Humberto Castillo.

Para cualquier equipo de fútbol profesional, el trabajo técnico y el psicológico son complementarios. Perú demostró en estas Eliminatorias, aptitudes que otros deportistas pueden tomar como ejemplo. "El equipo fue competitivo desde el punto de vista futbolístico, detrás de eso hay buena tolerancia a la frustración, autocontrol y capacidad para manejar sus impulsos", destaca el psicólogo deportivo Franco Ascenzo.

La dirección de un líder que da confianza y que confía en su equipo, fue clave en el triunfo de la Selección Peruana. | Fuente: Selección Peruana

¿Qué hay detrás del éxito?

Si hacemos una mirada fría y analítica, dice Castillo, la clasificación del equipo al Mundial tiene claramente un impacto positivo en el ánimo de las personas, pero este éxito tiene una trampa adherida. "Nos identificamos con el equipo y eso nos une, pero también es un autoengaño, porque estamos experimentando el placer sin haber hecho el esfuerzo".

Detrás de los triunfos de la Selección Peruana hay mucho trabajo, bajo la dirección de un líder que sumó a la confianza de los jugadores. Sin un conjunto unido, especialmente en grupos grandes, los éxitos son más difíciles.

Pronto se acabará el júbilo y volverá la expectativa por lo que se viene. En el caso del Selección Peruana, empezaremos a pensar que debemos pasar a octavos de final en Rusia 2018. Los especilistas coinciden en que siempre estamos en carrera, siempre estamos entre éxitos y fracasos. El fútbol es solo una metáfora de la propia vida.

Nos identificamos con el triunfo de la Selcción Peruana y eso nos une, pero también puede ser un autoengaño porque estamos experimentando el placer sin haber hecho el esfuerzo. | Fuente: EFE