Las bolsas derivadas de la papa o yuca son alternativas de uso práctico y reciclables

Las alternativas al uso de plástico incluyen bolsas que se convierten en agua, biomasa (humus), sales minerales o dióxido de carbono.

Las bolsas de tela son una opción recomendable, al igual que los carros de tela para hacer el mercado. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: Kritchanut

Las personas no tienen la costumbre de reciclar y las bolsas de plástico tardan más de 100 años en degradarse. Sin embargo, existen alternativas de bolsas ecoamigables que se pueden utilizar cuando se realizan las compras de la semana o se lleva alguna carga.

Bolsas compostables. Estas se pueden colocar en el compost o separador de basura reciclable. Las personas deben acostumbrarse a utilizar un basurero solo para frutas y verduras. La capacidad de este material es que puede comportarse como si fuera un producto orgánico.

 

Las bolsas compostables se pueden colocar en el compost o separador de basura reciclable. | Fuente: Pine Creek Trading Company

Bolsas derivadas del almidón de yuca o de papa. Están hechas en base a recursos vegetables. A diferencia de las bolsas de plástico fabricadas con petróleo, esta es una alternativa para no usar bolsas que contaminan el ambiente. Un grupo de personas están en contra de ellas porque podría dañar, en cierta forma, a las plantas.

Bolsas de papel. Aunque pueden incrementar alergias como la rinitis, muchos supermercados en Europa ya las ofrecen como alternativa con un costo 30 céntimos en promedio. Si bien se caracterizan por su resistencia, en ocasiones podrían causar incomodidad al comprador.

 

OTROS TIPOS DE BOLSA

Bolsas selladas por ultrasonido. Su presentación en forma de mochila la hacen una alternativa comúnmente utilizada, algunas de ellas tienen elástico. Sin embargo, muchos no saben que está fabricada de una fibra sintética que contiene el compuesto químico polipropileno, el cual se origina del refinamiento del petróleo. Por otro lado, tienen menos tiempo de producción y bajo costo. Lo bueno es que son reutilizables, reciclables y económicas.

Bolsas o carritos de tela. ¿Por qué utilizar plástico si se puede utilizar tela? Las personas deberían acostumbrarse a llevar a los supermercados ese tipo de implementos, ya que son más resistentes, y en ellas, los alimentos ocupan su espacio justo.

Se debe tomar en cuenta qué tipo de bolsas biodegradables se compra, pues no todos son opciones ecológicas o sostenibles. Según el portal Compostadores, se debe aprender a diferenciar entre “renovable” –fuentes de bioplásticos como el maíz y la papa- y “sostenible” –productos que perduran en el futuro-. Es mejor optar por una alternativa que tenga estas dos características.

Las bolsas de papel tienen una gran resistencia, pero pueden resultar incomodas para los usuarios. | Fuente: Getty Images