Gracias a:  

Mitos y verdades sobre el uso del gas natural

El gas natural no solo es la opción más beneficiosa para el medioambiente sino también, para la salud.

El gas natural no solo es la opción más beneficiosa para el medioambiente sino también, para la salud. | Fuente: www.shutterstock.com

El gas natural que consumimos en nuestros hogares es uno de los combustibles más atractivos del mercado frente a los combustibles tradicionales.

Sus múltiples beneficios tanto para el ahorro como para el cuidado al medio ambiente, lo convierte, hoy en día, en la mejor opción. La seguridad en su uso es otra de las grandes ventajas que lo caracteriza.

Conozcamos un poco más sobre el gas natural y sus múltiples beneficios:

- El gas natural por ser más liviano que el aire, se disipa rápidamente al medio ambiente. Ante una fuga, el gas natural no se concentrará en ningún ambiente. Al contrario, se iría rápidamente hacia la atmósfera.

- La presión de gas natural con el que llega a los hogares es tan bajo que incluso no permitiría inflar un globo.

- Las instalaciones de los artefactos a gas se realizan en ambientes ventilados y de ser necesario siempre se instala una rejilla de ventilación.

- Todos los artefactos a gas se instalan con una válvula manual que te permite cerrarla de forma sencilla en caso de una fuga.

- En la acometida hacia el medidor de gas natural (vía pública) existe una válvula de seguridad que se bloquea automáticamente se detecta algún cambio de presión.

 

Todos los artefactos a gas se instalan con una válvula manual que te permite cerrarla de forma sencilla en caso de una fuga. | Fuente: www.shutterstock.com

Mitos y verdades

“El olor del gas natural es tóxico”

El gas natural no tiene olor, por lo que se aromatiza para que sea reconocido por las personas. Este aromatizante no es tóxico.

“El gas natural y el balón de gas son iguales”

El gas natural es un servicio continuo a diferencia del balón de gas. Además, al ser más liviano que el aire no se concentra y disminuye la probabilidad de inflamarse, no se almacena en balones, sino que se distribuye por tuberías como el agua.

El gas natural es la energía más segura que existe, pero como todo combustible debe ser utilizado con precaución. No es tóxico, ni emite partículas que afectan la salud de las familias.

Cálidda

El servicio de gas natural es supervisado por Osinegmin. Por ello, el gas natural se perfila como la energía decisiva para preservar el entorno, cuidando la calidad del aire que respiramos y garantizando el mayor bienestar dentro y fuera del hogar.

El gas natural es la energía más segura que existe, pero como todo combustible debe ser utilizado con precaución. | Fuente: www.shutterstock.com