Oficinas inteligentes, para menos somnolencia y más productividad en el trabajo

Las oficinas tradicionales, entre cuatro paredes, no ofrecen calidad de aire. Son frecuentes los estragos del síndrome del edificio enfermo.

La iluminación natural es un punto a favor en los espacios laborales.
La iluminación natural es un punto a favor en los espacios laborales. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Getty Images

Lima, una de las grandes ciudades capitales de Latinoamérica, todavía tiene escasos ejemplos de 'edificios inteligentes', espacios que ofrecen ahorro energético y mejor calidad de vida. Llevado al ámbito laboral, la promesa es lograr una mayor salud y productividad del trabajador.

Se trata de diseños que integran conceptos de arquitectura y tecnología para ofrecer una adecuada ventilación e iluminación, dos factores claves para un adecuado rendimiento en la oficina.

Por ejemplo, ese compañero al que siempre ves cabeceando frente a su computadora, quizá no se desveló la noche anterior, y la razón es que en entre esas cuatro paredes no hay calidad de aire.

La falta de calidad de aire puede ser la verdadera explicación de los trabajadores cansados y que parecen haberse desvelado. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Getty Images

"El mismo aire que usamos, lo estamos respirando, ese oxígeno ya no funciona igual en el cuerpo y nos debilita", explica el arquitecto peruano Henry Lazarte, quien comenta sobre experiencias que tratan de contrarrestar estos efectos de las edificaciones clásicas. "Algunas empresas están inyectando aire ionizado, que da más potencia al trabajador que lo inhala, porque el oxígeno de calidad en la sangre, nos hace más productivos. Esto se aplica mucho en las minas".

Las ventanas abiertas no nos aseguran que los ambientes en verdad estén ventilados, por eso, el experto con conocimiento sobre ‘ciudades inteligentes’ destaca la ventaja de tener sistemas de control y automatización que regulen la calidad del aire en edificios y oficinas. De lo contrario, "es como si se estuviera trabajando en una vereda de la avenida Abancay a las 12 de la tarde".

La iluminación natural también es un punto a favor en los espacios laborales, porque evita las molestias que produce la luz artificial mal regulada. En cambio, con los inmuebles inteligentes funciona distinto. "Tienen un sistema multisensor que se pone en las fachadas de los edificios, capta la iluminación natural y gobierna a las persianas, que por fuerza se levantan para dejar ingresar la luz natural".

Estrategias de confort

El equipamiento y los espacios recreativos, al mismo estilo de empresas como Google y Facebook, que ofrecen áreas de relajación y de juego, son buenos complementos para las 'oficinas inteligentes'.

Sonia Igei, especialista en temas de psicología organizacional y recursos humanos, comenta sobre una nueva tendencia hacia las oficinas abiertas, espacios donde no se distinguen las jerarquías y donde hay mobiliario moderno e iluminado.

"El objetivo es que los trabajadores tengan más colaboración, más comunicación abierta y los jefes estén más accesibles. Se incentiva la interacción de las personas, la creatividad y la productividad".

Sin embargo, la especialista advierte que la falta de privacidad y una exposición mayor al ruido u otros estímulos distractores, pueden afectar el rendimiento del trabajador. En ese caso, sugiere que las empresas cuenten con áreas silenciosas, para cuando se necesite de una mayor concentración o se quiera hacer una llamada en privado.

Las oficinas con espacios abiertos, más ágiles y flexibles, son consideradas por los millenials como más atractivas que las oficinas tradicionales. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Getty Images

"Son necesarias las reglas o protocolos que faciliten la convivencia dentro de estos espacios abiertos, como escuchar música o videos con los audífonos puestos, porque así todos se sentirán cómodos trabajando en el mismo espacio", añade Igei.

De la forma en que están diseñadas estas oficinas, más horizontales y con espacios de relajación, se atrae a personal idóneo. "Hace que estas empresas sean más atractivas y quieran trabajar en la organización. Eso va acompañado del estilo de liderazgo y la forma de trabajar".

Aunque estas nuevas tendencias a lo que llamaremos la 'oficina del futuro' se pintan como muy convenientes, hay empleados que se resisten al cambio, pues les incomoda perder su espacio personal o su oficina privada. ¿Qué opinas?