Perdonas una infidelidad para tener un nuevo comienzo y no repetir errores

Un perdón verdadero no es fácil y es un trabajo que le toca a la víctima del engaño. Si es famoso o se está sujeto al escrutinio público, la tarea es más compleja.

La infidelidad tiene un impacto a nivel emocional, destruye la confianza.
La infidelidad tiene un impacto a nivel emocional, destruye la confianza. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Getty Images

"Puedo perdonar, pero nunca olvidar", es una de las grandes frases de batalla de las mujeres. Y cuando ellas son víctimas de la infidelidad, tienen otra frase que calza como anillo al dedo: "se perdona el pecado, pero no el escándalo".

Si se es famoso o un personaje que acapara las portadas de la prensa del corazón, el impacto emocional a 'te sacaron la vuelta' puede ser más fuerte o al menos se está más expuesto al escrutinio público. Por ejemplo, la conductora de TV Laura Bozzo habló de una aparente infidelidad por parte de Cristian Zuarez, su pareja durante 17 años; y lo que más ha sorprendido son sus declaraciones que no encajan con el temperamento explosivo que la suele caracterizar.

Bozzo ha dicho que le agradece a Cristian porque ha sido una buena persona, porque estuvo con ella en los peores momentos, y "si él decide irse, que sea feliz". ¿Acaso se puede ser tan racional frente a un engaño?

"La infidelidad siempre es producto de algo y también es cierto que hay personas más racionales que emocionales, eso es válido. Cuando se es racional, pasamos a un plano en que las emociones están abajo y tenemos la situación más controlada", explica el psicólogo clínico Christian Martínez.

Cuando el infiel ha tenido una relación en paralelo, es decir, un vínculo emocional fuerte, es más complejo el perdón.
Cuando el infiel ha tenido una relación en paralelo, es decir, un vínculo emocional fuerte, es más complejo el perdón. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Getty Images

Pero ¡cuidado!, todos nosotros buscamos consciente o inconscientemente protegernos e incluso aparentar nuestra fortaleza para que no nos sientan débiles. Además, contrario a lo que muchos creen, sí se puede perdonar una infidelidad pero toma tiempo.

Martínez nos habla de dos tipos de perdón:

1. El perdón de palabra. "Es aquel que se dice, se verbaliza, para quedar bien socialmente, para demostrar que tengo mis emociones bajo control o que ya voltee la página y no pasó nada".

2. El perdón verdadero. "Para lograrlo, la persona a la que le han sido infiel tiene que elaborar mentalmente todo lo que ha significado que su pareja la engañe. La infidelidad tiene un impacto a nivel emocional, destruye la confianza, daña el concepto de amor que tenemos y daña la autoestima".

Este segundo camino es al que se debe apuntar. "Si no perdonamos realmente, vamos a entrecomillas desquitarnos o vivir lo mismo con nuevas parejas, no vamos a aprender de nuestros errores y ahí viene el conflicto de por qué me pasó igual que con mi ex. No es que tengas mala suerte en el amor sino que hay conflictos que se repiten porque no se ha trabajado a nivel emocional".

Si no perdonamos de verdad, no vamos a aprender de nuestros errores. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Getty Images

Para lograr este perdón verdadero también hay un proceso. "Sí es necesario que las personas trabajen a manera emocional y terapéutico para aceptar que la pareja nos ha sido infiel. El proceso comienza por perdonarse a uno mismo y finalmente perdonar a la otra persona. No se sabe cuánto tomará, porque hay un periodo de duelo, donde hay depresiones normales y puede durar aproximadamente un año".

El tiempo es subjetivo -aclara Martínez- porque tardará más y será más complejo perdonar a una pareja que tuvo una relación en paralelo, que a otra que tuvo una aventura casual o un encuentro sexual del momento. "En una relación paralela hay intimidad, no es solo sexual. Una conexión emocional con un tercero es más difícil entender".