Tu personalidad se revela viendo un partido de fútbol

Este 10 de octubre no solo se festeja uno de los partidos más importantes de la historia del fútbol peruano, sino también el Día Mundial de la Salud Mental.

Un partido de fútbol no solo puede llenarnos de alegría sino también puede tener consecuencias directas en nuestro comportamiento.
Un partido de fútbol no solo puede llenarnos de alegría sino también puede tener consecuencias directas en nuestro comportamiento. | Fuente: RPP Noticias | Fotógrafo: Getty Images/filipefrazao

Un partido de fútbol no solo puede llenarnos de alegría sino también puede tener consecuencias directas en nuestro comportamiento. Como se ha hablado en las últimas semanas, la salud cardiovascular de los hinchas es importante, tanto como su cuidado mental. De acuerdo con el médico José Recoba, durante un partido de fútbol, los hinchas no solo muestran su alegría y nerviosismo, sino rasgos de su personalidad que son poco usuales.

“La psicología de las masas es la que funciona cuando estamos en un contexto multitudinario, como en un partido de fútbol y donde pueden aflorar las más bajas pasiones: tu agresividad, tu violencia, hasta se podría llegar a cometer actos en contra de su propia integridad que jamás te imaginaste en tu vida”, comenta.

Y es que si bien un encuentro deportivo fomenta la unidad y el trato colectivo, también potencia algunas actitudes de los hinchas, quienes manifiestan comportamientos que no se ven. Los rasgos agresivos son los que más se manifiestan.

“Podría insultar a alguien, golpear algo, romper o incendiar y llegar de pronto a una depresión que pondría en riesgo su salud física”, explica Recoba.

La disociación de la conducta es una característica, es decir salen “a la luz” comportamientos que no se muestran diariamente y que permanecen guardados en nuestro subconsciente. “El fútbol es un deporte que enciende pasiones y las pasiones son pasajeras, pero son tan intensas que si no las sabemos controlar (salud mental), podríamos ver mermada nuestra salud física”, resalta.

Cuidar nuestra salud mental, en estos casos, es importante. “Los impulsos se vuelven irracionales debido a la amígdala, una estructura del cerebro que solo funciona por emociones. Respirar y tratar de mantener un estado ecuánime es primordial para no perder el control de nuestras emociones”, comenta. 

Convoque a la calma y paciencia a este partido decisivo y disfrute del encuentro deportivo que puede devolvernos a un mundial luego de 36 años. ¡Hoy, todos somos Perú!

Cuide su corazón. “Si usted es una persona que tiene una historia de enfermedad cardiovascular, ha tenido una arritmia cardiaca o un infarto y hasta un dolor de pecho como consecuencia de un daño coronario, debería haber consultado con su doctor de si podía o no ver este partido”, comenta Recoba. El control de la ansiedad y los nervios son primordiales para prevenir infartos. “Si usted no puede controlar esos nervios, mejor no vea ese partido. Se han visto casos y cosas muy complejas en eventos como estos. En Alemania 2006, por ejemplo, cuando ese equipo pierde con Italia, la incidencia de atención de infartos en los hospitales de Múnich fueron de 120 en ese partido”, finalizó.