Una buena alimentación favorece el adecuado desarrollo de los niños

Desde el primer día de clases, los padres de familia y tutores deben velar por la salud de los niños para mejorar su desempeño escolar.

Los niños son el futuro de nuestra sociedad. Su salud debe ser prioridad no solo de sus padres y familiares, sino también del sistema de salud que debe velar por su cuidado físico, emocional y social.

Si bien en el esquema de salud pública, el control del niño sano (una atención periódica para evaluar índices de crecimiento físico, emocional y social de los menores) se da durante el primer año de vida, Salinas afirma que este debería ampliarse hasta los 36 meses de vida.

El examen físico implica una evaluación neurológica, de peso y talla, alimentación, así como un tamizaje.

En el cuadro de vacunación de los niños peruanos, las inmunizaciones se dan para prevenir o menguar las consecuencias de enfermedades como la poliomielitis, tuberculosis, influenza, neumonía, tuberculosis, difteria, tos ferina, meningitis, hepatitis B, polio inactiva, polio oral, sarampión, paperas, fiebre amarilla, rotavirus, rubeola y tétanos, entre otras.

Campañas de vacunación a nivel mundial pueden ayudar a frenar los índices de enfermedades que creemos son normales de la edad.