Vivir hiperconectado es la ruta más rápida al estrés

Un estudio revela que el 50 % de los adultos en Estados Unidos dice no imaginar la vida sin sus teléfonos inteligentes. Necesitan una desconexión digital.

Tienes un chat con amigos de la universidad, otro con compañeros del trabajo, incluso uno familiar, todo el día estás conectado. Dejaste de escribir en una agenda de papel y ya ni cargas un reloj, ¿acaso te has vuelto ultradependiente del celular?

De una encuesta a 3.500 adultos, la Asociación de Psicología Americana (APA) alertó en su reporte anual sobre los altos niveles de estrés en la población de Estados Unidos (EE.UU.) debido al uso de smartphones, tabletas e inclusive el televisor.

De acuerdo a la investigación, casi el 50 % de los adultos de ese país dice no imaginar la vida sin sus teléfonos inteligentes, y un 48 % de estadounidenses se asume un 'chequeador constante' de sus medios sociales o de su correo electrónico. En este último grupo se reportó más estrés que en quienes dijeron pasar menos tiempo al pendiente de un aparato electrónico.

El 74 % de los entrevistados dijo tener un teléfono inteligente conectado al internet, es decir, casi 3/4 de la población de EE.UU.; ello se condice con el uso masivo de redes sociales tales como Facebook, Twitter e Instagram, que pasó de 7 % al 65 % entre 2005 y 2015, entre la población general. En tanto que en entre los jóvenes de 18 a 29 años, el incremento fue del 12 % al 90 %.

Esta dependencia digital también afecta las relaciones en casa. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

Esta dependencia digital también afecta las relaciones en casa. El 50 % de padres de familia encuestados reveló sentirse desconectado de sus hijos incluso cuando están pasando tiempo juntos. Afortundamente no se están quedando con los brazos cruzados, el 94 % de ellos dijo que está haciendo algo para limitar el uso de las tecnologías.

El 28 % indicó que no permite el uso de celulares durante la cena, el 21 % señaló que en los paseos también se restringe el uso de dispositivos y un 21 % cuenta con una estrategia de "desintoxicación digital" periódica.

"La tecnología a la que todos aspiramos es una trampa social que está haciendo que las personas y las familias se desconecten y vivan en mundos virtuales", opinó Elmer Huerta, asesor médico de RPP Noticias.

El especialista anotó que la preocupación de los psicólogos norteamericanos se justifica porque las implicancias en la salud mental de estos hallazgos. "El estrés agudo provoca cambios en el trabajo, en la conectividad con la gente, en la productividad; y el estrés crónico puede provocar cambios en la salud de la persona, como dolores en la cabeza, problemas con la inmunidad, problemas de relaciones personales y familiares", indicó el experto.

Estar 'siempre disponibles' puede ser enfermizo. | Fuente: RPP | Fotógrafo: Getty Images

Además, advirtió que la 'hiperconexión' también puede ser un peligro para la seguridad de los usuarios, porque algunos se hacen vulnerables a los hackers cuando a través del internet en sus móviles pueden programar la temperatura de sus hogares y por allí pueden rastrear sus datos confidenciales.

En un artículo previo comentábamos que algunas personas han optado por alejarse de las redes sociales, algo que les produce a ellos mayor bienestar y una vida con menos ansiedad. Esa posibilidad es menos común, pero posible.

Estar 'siempre disponibles' puede ser enfermizo. “Todos estamos siendo teletrabajadores, los asuntos del trabajo nos siguen asaltando al llegar a casa, sentimos la presión de tener que contestar. Y si la comunicación se hace con una cuenta de WhatsApp, y se puede comprobar si uno ha leído o no el mensaje, ya es la máxima invasión”, sostiene Samantha A. Conroy, doctora en Filosofía de Empresa e investigadora en el campo de recursos humanos de Colorado State University, citada por El País de España.

Los conocedores del tema también opinan que dentro de este análisis valdría la pena incluir un debate legal, sociológico y hasta político.