Beber una copa de vino a diario aumenta en 20% el riesgo de sufrir muerte prematura

En el marco del Día Mundial Sin Alcohol es importante recordar que la probabilidad de muerte prematura se cumple en aquellos que consumen bebidas alcohólicas cuatro o más veces a la semana.

El consumo de vino u otra bebida de cuatro a más veces por semana es lo que perjudica la salud. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: franckreporter

Una nueva investigación de la Escuela de Medicina de Washington (Estados Unidos) reveló que tomar por día una copa de vino, o cualquier otra bebida alcohólica, incrementa la probabilidad de morir de manera prematura hasta en 20%, según un estudio publicado en la revista Alcoholism: Clinical and Experimental Research.

Una muerte prematura, según la definición médica, es cuando la persona fallece a una edad por debajo de la expectativa de vida del país donde vive. Como la investigación citada se realizó en más de 400 000 adultos estadounidenses, entre las edades de 18 a 85 años, la expectativa de vida sería de 78, 6 años, según información actualizada hasta el 2017.

La nueva investigación se enmarca en el contexto en que estudios científicos previos aseguraban que tomar bebidas alcohólicas diariamente, entre ellas el vino, trae beneficios para la salud humana.

Uno de este estudio explicaba que los antioxidantes adquiridos por el consumo de vino tinto beneficiaban al corazón humano porque reduce la posibilidad de coágulos de sangre. El otro beneficio es que ayudaba a la reducción del estrés en el ámbito social.

"El consumo de una o dos bebidas alrededor de cuatro días a la semana parecía proteger contra las enfermedades cardiovasculares, pero beber todos los días eliminaba esos beneficios", dijo una de las investigadoras del estudio, la doctora Sarah Hartz de la Escuela de Medicina de Washington, según The Independent.

Uno de los posibles beneficios del alcohol, según investigaciones pasadas, era su capacidad de disminuir el estrés en reuniones sociales. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: skynesher

Estudio aplica en bebedores tempranos y regulares

Los resultados del incremento en 20% de muerte prematura no solo se aplica en bebedores regulares, sino en bebedores tempranos. En sí, este porcentaje se cumple en aquellos que consumen bebidas alcohólicas desde cuatro a más veces a la semana.

"A medida que las personas envejecen, su riesgo de muerte por cualquier causa también aumenta, por lo que un aumento del 20 por ciento en el riesgo a la edad de 75 años se traduce en muchas más muertes que a la edad de 25 años. (…) La gente ya no debería considerar una copa de vino al día para estar saludable de alguna manera ", agrega la investigadora.

La investigación realizada por científicos de la Escuela de Medicina de Washington va en la línea de una investigación pasada publicada en la revista científica The Lancet, en la que se aseveró, de manera más directa, que consumir bebidas alcohólicas no traen ningún beneficio para la salud humana, e incluso, recomendaban su no consumo (absentismo).

"Si adaptan las recomendaciones médicas a una persona individual, puede haber situaciones en las que se piense que el consumo ocasional de alcohol podría ser útil. Pero en general, creo que la gente ya no debería considerar una copa de vino al día para estar saludable", sostiene la científica.