¿Cómo lograr una alimentación sana para tus hijos? La nueva guía de Harvard comparte su solución

La guía visual no solo se refiere a los alimentos que deben consumir los niños, sino que promueve la actividad física y una constante hidratación.

Los padres de familias deben procurar alimentar a sus hijos con vegetales y frutas. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: monkeybusinessimages

La prestigiosa Escuela de Salud Pública T. Chan de la Universidad de Harvard (EE. UU.) acaba de publicar una nueva guía visual llamada ‘El Plato para Comer Saludable para Niños’, en donde se precisa de manera detallada cómo deben alimentarse los niños para mantener su salud.

Como se puede observar en la imagen de abajo, un plato ideal para los menores de la casa debe consistir en vegetales, granos integrales, frutas y alimentos que contengan proteínas saludables.

El objetivo es que este tipo de platos saludables contengan un balance entre los macronutrientes (carbohidratos, proteínas y grasas) y los micronutrientes (vitaminas y minerales). Si bien la guía se centra en los alimentos sólidos, también realza la importancia de la actividad física y el consumo de agua. A continuación, te explicamos cada punto.

FRUTAS Y VERDURAS

Un criterio obligatorio de la guía de la Universidad de Harvard es que las verduras deben ocupar la mitad del espacio del plato. Se le puede agregar frutas, sin embargo, estos alimentos pueden usarse también como ‘snacks’ entre comidas.

La guía precisa que mientras más porciones y variedad de verduras y frutas estén en el plato es mejor. Un detalle es que se debe procurar alimentar a los niños con frutas enteras o cortadas. El jugo de frutas solo puede ser aceptado en un vaso pequeño por día.

Imagen que sintetiza las recomendaciones de la nueva guía visual de Harvard. | Fuente: Getty Images.

GRANOS INTEGRALES

Los granos integrales son bienvenidos en la guía. Hablamos de granos como trigo, quinua, arroz, maíz, avena u otros. El único requisito es que sean naturales o estén mínimamente procesados porque “tienen un menor efecto en la azúcar de la sangre y la insulina, comparado con el arroz blanco, pan blanco, masa de pizza, pasta, y otros granos refinados”, se precisa en el documento.

PROTEÍNAS SALUDABLES

Entre los alimentos que tienen altas cantidades de proteínas saludables tenemos a las leguminosas como las legumbres, las lentejas, los garbanzos, las habichuelas y los frijoles. También las nueces o semillas. Sin embargo, también existen proteínas de origen animal como las provenientes de los pescados, huevo y las aves.

Si bien las carnes rojas (res, cerdo, cordero) y los embutidos (tocino, jamón, mortadela, ‘hot dogs’, salchichas) también tienen proteínas, se recomienda limitar su consumo por el nivel de grasas que pueden contener.

Los ejercicios diarios deben ser parte de la actividad diaria de los niños. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: andresr

ACEITES Y LÁCTEOS

La guía recomienda en todo momento el uso de aceite vegetal para cocinar ensaladas, verduras o vegetales. El aceite puede ser oliva extra virgen, de canola, de maíz, de girasol, y de maní. La mantequilla debe ser de uso ocasional. Respecto a los lácteos, la guía propone que los niños consuman yogur natural, pequeños trozos de queso y lácteos sin azúcar. En caso sean intolerantes, se recomienda que un médico le recomiende suplementos de vitamina D o calcio.

AGUA Y ACTIVIDAD FÍSICA

La mejor opción para hidratarse y calmar la sed es el agua por excelencia. Debido a que no tiene azúcar y es de fácil acceso mediante el grifo de la casa es el alimento líquido más recomendado.

La actividad física diaria también es recomendada por la guía. Lo mínimo que se necesito es que los niños y adolescentes practiquen ejercicios una hora al día. De acuerdo con la Guía de Actividad Física para los Estadounidenses, no es necesario que los menores usen aparatos sofisticados, con brincar la cuerda o usar los equipos que se encuentran en los parques es suficiente.