Ejercicio y alimentación | Si hago deporte, ¿puedo comer lo que quiero?

Muchas personas creen que ir al gimnasio o salir a correr pueden darse la libertad de comer cualquier tipo de alimentos. ¿Es cierto? Una especialista responde la interrogante.

No hay magia ni tampoco un botón al que puedas apretar y escoger qué fuente de energía tu cuerpo va a usar para seguir en movimiento (recuerda que la alimentación juega un papel trascendental. | Fuente: Shutter

Muchas personas creen que ir al gimnasio o salir a correr pueden darse la libertad de comer cualquier tipo de alimentos. ¿Es cierto? Adriana Carulla, nutricionista de Wong, responde la interrogante. "Si verdaderamente estás interesado en bajar tu porcentaje de grasa, tendrás que tonificar y mejorar tu capacidad aeróbica, pues debes preocuparte por comer lo indicado después de haber realizado actividad física", comenta.

La clave está en comer después de realizar actividad física. Carulla explica que para recuperarte y almacenar glucógeno para tu siguiente entrenamiento. Por ejemplo, cuando haces deporte, lo primero que gastas es el glucógeno almacenado. "En pocas palabras es glucosa- más o menos te dura unos 40 minutos de ejercicio cardiovascular ininterrumpido e intenso-, después de ese tiempo tu cuerpo empieza a recurrir a la grasa y al músculo como fuente de energía", menciona la especialista.

Adriana Carulla explica que es importante escoger las fuentes de energía que nuestro cuerpo usará para seguir en movimiento. A continuación, algunos tips de la nutricionista de Wong:

1. Apenas termines de hacer deporte debes enfocarte en las proteínas y los carbohidratos, ya que la proteína le devuelve los aminoácidos a tus músculos y el carbohidrato, la energía a tu cuerpo.

2. Por cada 4 gramos de carbohidratos, debes comer 1 gramo de proteína. Tampoco debes olvidarte del agua, pues la rehidratación es indispensable y debe ser también una prioridad.

3. Apenas termines de hacer ejercicio intenso, primero debes de beber agua o alguna bebida rehidratante (si lo has hecho más de una hora, si no, no es necesario) y los 15 minutos posteriores al ejercicio son cruciales para que las enzimas de tu cuerpo puedan resintetizar el glucógeno y le des a tus músculos los aminoácidos (bloques, ladrillos) necesarios para que crezcan y se mantengan tonificados.

Si verdaderamente estás interesado en bajar tu porcentaje de grasa, tendrás que tonificar y mejorar tu capacidad aeróbica, pues debes preocuparte por comer lo indicado después de haber realizado actividad física. | Fuente: Google

OPCIONES SALUDABLES

"Cuando uno está lejos de casa es casi imposible comer lo que nuestro organismo necesita, pero si te preocupas por prepararlos con anticipación, estas opciones te pueden ayudar a lograr tus objetivos con mayor facilidad", explica Carulla.

Estas son sus recomendaciones:

* Un batido de proteína con leche o yogurt y frutas.

* Avena con leche y trozos de frutas.

* Un sándwich de pan integral con jamón de pavo y queso fresco.

* Huevo duro (omelet, huevos revueltos, como te guste) y un plátano.

* Yogurt griego con fruta picada o miel.

* Pan integral con palta.

* Queso ricota o cottage con uvas.

* Leche de chocolate.

* Mix trail de frutas secas.

* Queso cabaña con una cucharada de mermelada.

* Sándwich de atún con tomate y lechuga.