Esto es lo que debes tener en cuenta para prevenir que tu hijo se intoxique en casa

Mantener las sustancias tóxicas en sus envases originales y en espacios asegurados con llave son algunos de los consejos que brinda el Consejero Médico de RPP Noticias, Elmer Huerta.

Los menores habitualmente gustan de manipular los productos que tienen sus padres como los de limpieza. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: MartinPrescott

En Piura se reportó el caso de un menor de año y medio que ingirió aguarrás guardado en una botella de plástico. Eso provocó su muerte mientras su familia buscaba un centro médico que lo pudiera atender. A partir de ese caso, el Consejero Médico de RPP Noticias, Elmer Huerta, expone una serie de consejos para prevenir estas intoxicaciones domésticas.

La curiosidad de los niños nunca se debe subestimar. El o la menor de edad siempre buscará qué es lo que se esconde en el hogar. Ese tipo de acciones son las que predisponen a una intoxicación, dijo Huerta en el programa La Rotativa del Aire.

Un menor de edad puede, en ese tipo de situaciones, ingerir los medicamentos recetados a los padres o los abuelos. También puede consumir desinfectantes para baños y cocinas, herbicidas, veneno para ratas, lejías, repelentes de insectos, e incluso, productos químicos para mascotas.

Los productos de limpieza son una de las sustancias tóxicas más comunes que contaminan a los niños. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: GaryAlvis

¿CÓMO PREVENIR INTOXICACIONES EN MENORES DE EDAD?

Elmer Huerta señala que en primer lugar se debe mantener todos los productos químicos en sus envases originales, jamás reemplazarlos en tazas u otras botellas que se usan para alimentos. Este tipo de productos también deben resguardarse en un gabinete seguro y con llave.

Las familias deben evitar mezclar los productos químicos al aire libre como lejía con el amoniaco que son combinados usualmente para la limpieza en la tina de baño y los vapores que emiten son tóxicos. Para evitar que los niños se intoxiquen también es necesario que las tapas de los productos estén ajustadas y seguras.

Los niños no son ilusos. Saben muy bien qué es dañino para su salud, siempre y cuando se les explique de manera sencilla, por eso es urgente que los padres de familia instruyan a los menores sobre qué productos son nocivos para su organismo. Por eso es negativo que un padre confunda al menor de edad al llamarle “caramelo” a las medicinas para que los niños las consuman. Eso debe cambiar. Debe llamarse a las cosas por su nombre, dice Huerta.

Las medicinas y los suplementos nutricionales también deben ser desechados para eliminar la posibilidad de una intoxicación. Nunca se debe dejar este tipo de fármacos al aire libre o al alcance de los menores de edad.

En caso el o la menor de edad ya haya consumido la sustancia tóxica y se encuentre inconsciente, no respire y tenga convulsiones, Elmer Huerta recomienda llamar al Sistema de Atención Médica Móvil de Urgencias y Emergencias (SAMU) para la atención inmediata. El número es el 106.

La inducción al vómito no es posible como posible solución. Si la sustancia tóxica cae sobre la piel del menor, se le puede bañar y cambiarle de ropa. “Un gramo de prevención vale más que una tonelada de curación”, finaliza Huerta.