¿Golpe de calor? Estos alimentos son claves para consumir en verano

La temperatura en algunas ciudades costeras del país están llegando a los 30°. Priorizar el consumo de frutas y verduras que aporten un mayor contenido de agua para asegurar una buena hidratación.

¿Golpe de calor? Estos alimentos son claves para consumir en verano | Fuente: Getty Images

Nos encontramos disfrutando el verano y aprovechando del calor de esta época para acudir a playas y piscinas en busca de recreación. Para continuar con la sensación de bienestar es importante también cuidar la buena alimentación. La nutricionista Melissa Vega, docente del Instituto Carrión, nos recomienda priorizar el consumo de frutas y verduras que aporten un mayor contenido de agua, para asegurarnos una adecuada hidratación durante el verano y así prevenir los golpes de calor.

Es buena idea aprovechar las frutas de estación como el melón, la sandía, el pepino dulce, las uvas y las fresas, que además tienen un mejor precio en estos meses. Los cítricos como el limón, el tangelo, las naranjas y mandarinas son también muy valiosas por su alto contenido en vitamina C. Mientras que en verduras podemos consumir lechuga, acelga, pepinillo, rabanitos, tomate, caigua o nabo.

Frutas. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: simonmayer

La especialista nos recomienda consumir estos productos en ensaladas de frutas con yogurt descremando, ensalada de verduras frescas con aliños saludables (limón, sal, aceite de oliva), frutas heladas trozadas, paletas de frutas (bajo en azúcar o con edulcorante, también se le puede agregar leche descremada) o tortillas de verduras. Otra buena opción resultan los sándwiches de pollo, palta, pescado con verduras frescas, limón y sal.

Hay que tener en cuenta que durante todo el año es importante moderar el consumo de alimentos altos en azúcar y grasas aturadas como los helados, gaseosas, raspadillas, alimentos fritos y altos en grasa (hamburguesas, pizzas, pollo broaster, postres etc.) ya que consumidos en exceso pueden contribuir con la ganancia de peso, incrementar el riesgo de hipertensión arterial, diabetes mellitus, enfermedades cardiovasculares y diversos tipos de cáncer.