Qué hacer para llegar con vitalidad a fin de año

La nutricionista Sara Abu Sabbah comparte algunas recomendaciones para erradicar el cansancio y lograr ese empujón que necesitamos para alcanzar las metas del 2016.
Hacer ejercicios físicos recarga la energía.
Hacer ejercicios físicos recarga la energía. | Fuente: Getty Images

Muchos están cansados y saturados, pero aún tienen metas que cumplir en este 2016. Diciembre ya empieza y queda todo un mes para lleno de oportunidades para alcanzar los objetivos de este año.

La nutricionista Sara Abu Sabbah nos brinda tres consejos para cargarnos de energía y llegar con vitalidad a fin de año.

1° Alimentación. Mientras menos balanceada está la dieta, peor está salud. Trata de limpiar tu cuerpo y evita los alimentos procesados, sobre todo aquellos que tienen aditivos alimentarios, aun cuando muchos de ellos sean alimentos saludables.

Incrementa los alimentos ricos en antioxidantes como arándanos y brotes de vegetales (menestras), estos están cargados de vitaminas y minerales que son bombitas de fuerza.

Trata de limpiar tu cuerpo y evita los alimentos procesados. | Fuente: Getty Images

2° Fortalecer los músculos y no por estética. Los músculos son metabólicamente activos y al tonificarlos tu cuerpo tenga carga de energía.
Los ejercicios que pueden realizarse son pilates, yoga, estiramientos, baile, calistenia, etc.  

3° Dormir bien y lo suficiente. Asegúrate de no roncar por las noches, esto puede significar que tienes problemas de obesidad o de respiración. Debes dormir entre siete y nueve horas al día para recuperar lo que tu cuerpo lo necesita.

Quienes no logran dormir por la noche, pueden tomar una siesta durante el día, para completar horas de sueño, y descansar más el fin de semana.

Dormir poco y mal genera cambios de ánimo, eleva la presión arterial, cambia la rutina de alimentación, entre otros.

Advertencia: ¿Qué pasa cuando mezclan bebidas energizantes y alcohol? Los energizantes tienen taurina y cafeína, ambos componentes contienen estimulantes que mantienen a las personas en alerta. Las bebidas alcohólicas son depresores del sistema nervioso. La ingesta de esta combinación hace que no se sienta el consumo excesivo de alcohol y se produzca una intoxicación hepática, ansiedad, nerviosismo, irritabilidad, arritmias cardiacas e incluso la muerte.

Un adulto debe dormir entre siete y nueve horas. | Fuente: Getty Images