Gracias a:  

10 ejercicios para evitar contracturas mientras estás manejando

La mala postura cuando uno maneja lleva a la tensión muscular. Para evitar esto, te moestramos estos estiramientos diseñados por un especialista.
Evita las dolorosas contracturas. | Fuente: Getty Images

La congestión vehicular no solo nos hace perder tiempo sino que también es una de las principales causas de estrés, ansiedad y depresión entre los conductores, según una investigación realizada en el 2014 por la Universidad Cayetano Heredia. Entre otros síntomas, el estrés se manifiesta en contracturas musculares que, en su fase inicial, provocan dolor, pero pueden llegar incluso a limitar los movimientos. 

Mientras más horas pasa una persona frente al volante mayores son las molestias causadas por la contracción dolorosa e involuntaria de los músculos. Este cuadro se agrava, además, por la postura inadecuada que adopta la mayoría de conductores.

Andrés Clavijo, entrenador de Bodytech, ha desarrollado 10 ejercicios y estiramientos que evitarán que sufras de estas molestias o, de ser necesario, las aliviarán en gran medida. Aprovecha la luz roja para realizar estos movimientos cada vez que te sea posible. Trata de practicarlos por 10 minutos como mínimo.

No te olvides de que la respiración es un elemento clave para la relajación muscular. Procura respirar de manera profunda 2 o 3 veces a lo largo del día ya que ello ocasionará la expansión y estiramiento de los músculos de la parte torácica superior.

1. Brazos: Levanta los brazos y llévalos hacia atrás, hasta donde te permita tu flexibilidad. Mantén la espalda separada del respaldo del asiento, lo más erguida posible y con la cabeza recta. Sostén esta posición de 30 segundos a 2 minutos.

2. Hombros: Sube los hombros hacia las orejas a la vez que inhalas, contén la respiración durante 3 segundos. Baja los hombros exhalando y juntando los omóplatos durante otros 3 segundos. Realiza de 3 a 6 repeticiones.

3. Cuello: Mueve la cabeza sobre el hombro derecho, mantén esa postura durante 10 segundos. Haz lo mismo con el hombro izquierdo.

4. Mentón: Lleva la mandíbula hacia atrás para relajar el cuello, abriendo la boca para soltar la mandíbula. Balancéate de lado a lado unas 3 veces.

5. Glúteos: Tensa los músculos de los glúteos, como si te fueras a levantar del asiento, relájate y déjate caer. Esto hará que se pueda tonificar e incrementar la circulación de la sangre en esta zona. Repite el movimiento entre 5 a 7 veces.

6. Parte baja de la espalda: Contrae y arquea la parte baja de la espalda para separarla del asiento. Repite 5 veces.

7. Piernas y tobillos: Sube y baja los tobillos, esto evitará la formación de coágulos en las piernas. Repítelo 3 veces con cada lado.

8. Tronco y cintura: Flexiona la parte superior del cuerpo hacia la derecha y luego a la izquierda. Repite este ejercicio cinco veces para cada lado.

9. Espalda: Hunde la barbilla contra el pecho, entrelazando los dedos con las palmas de las manos hacia afuera y extiende los brazos hacia adelante hasta que la espalda quede curvada. Sostén la postura por 15 segundos y repite una o dos veces más.

10. Relajación de piernas y caderas: De pie, eleva una pierna hacia delante y hacia atrás durante 5 veces. Luego alterna con la otra pierna. Esto ayuda a eliminar la tensión y contribuye a la circulación sanguínea en la zona inferior del cuerpo.