Limpiar y ordenar nuestra casa nos hace más felices, según la ciencia

La serie de Netflix de la gurú de la organización Marie Kondo se ha convertido en un éxito gracias a su método KonMari para limpiar y ordenar nuestras casas (y nuestras vidas), con un solo objetivo: obtener felicidad. Pero, ¿es cierto? Esto dice la ciencia.

Los psicólogos explican que limpiar y ordenar sirve a modo de catarsis, ya que "un espacio limpio influye en la felicidad y el bienestar mental". | Fuente: Netflix

Marie Kondo es famosa en el mundo por ser una gurú de la organización y la limpieza, una pasión que se convirtió en su trabajo desde hace años. Sus conocimientos sobre orden la llevó a crear un método para mantener una casa organizada (y también nuestras vidas): el método KonMari que une la filosofía oriental, el Feng Shui y otros métodos de organización.

Pero, ¿qué tan cierto es que el orden y la limpieza puede ayudar en la felicidad?

Según un estudio del Instituto de Neurociencia de Princeton, las personas que viven en una casa desordenada incrementan su fatiga y cansancio, además de su frustración.

Los psicólogos explican que limpiar y ordenar sirve a modo de catarsis, ya que "un espacio limpio influye en la felicidad y el bienestar mental". Es decir, si tenemos nuestro ambiente ordenado (podemos empezar con nuestro dormitorio, oficina, casa...), también nuestra mente lo estará.

Luego del éxito de sus dos libros ("La magia del orden" y "La felicidad después del orden"), Marie Kondo llega a Netflix con su serie "¡A ordenar con Marie Kondo!" en la que comparte- con ejemplos- cómo mantener organizada una casa.

Y aunque pueda parecer una actividad agotante y hasta estresante, no tiene porque serlo: pon un poco de música y no intentes terminar de ordenar toda tu casa en solo unas horas. Divide la actividad en pasos y toma pequeños descansos para volver a enfocarte en tu objetivo de organización.

CONOCE EL MÉTODO KONMARI DE MARIE KONDO

Si ya tomaste la decisión de poner manos a la pobra y comenzar con la organización, sigue los siguientes pasos.

1. Visualiza cómo quieres que quede tu hogar tras la organización. Tener una imagen clara de lo que deseas, ayudará a que enfoques mejor tus esfuerzos.

2. Separa por categorías, no por habitaciones ni espacios. Marie Kondo explica que es necesario que se haga una ruma de objetos similares para tomar conciencia de todas las pertenencias que tenemos.

Las categorías según el Método KonMari son:

a. Ropa y zapatos
b. Libros
c. Papeles
d. Komono
e. Sentimental

3. Por cada objeto pregúntate: ¿me da felicidad? Si la respuesta es negativa, apártala para desechar o donar. Si la respuesta es afirmativa, crea una nueva ruma para doblar o ubicar nuevamente. No tengas miedo de desechar las cosas: si algo no te da felicidad es mejor sacarlo de tu vida para que lleguen cosas mejores. Valora las cosas y agradésceles el tiempo que te acompañaron.

4. Ubica cada cosa en su lugar, si no tiene uno, búscalo. Para algunos objetos como ropa, toallas, manteles, entre otros, es importante doblar en rectángulos y ubicar de manera vertical. Doblar en rectangulos, de manera vertical, no apilar.