Abuso de analgésicos y tranquilizantes puede causar la muerte

Especialistas recomiendan que el paciente que siga tratamiento con analgésicos y estimulantes, no automedicarse y cumplir al pie de la letra las dosis prescritas.
El abuso de medicamentos que requieren una prescripción médica, como analgésicos, tranquilizantes y estimulantes, puede generar adicción, con todo lo negativo que ello implica para la salud y la vida social, y hasta la muerte, advirtió hoy el Ministerio de Salud.

"El uso no médico de ciertos productos puede ser peligroso si no se siguen las indicaciones del médico. Puede generar adicción y daños que afectan la salud", explicó Leandro Huayanay, asesor de la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid).

Cuando un médico receta un fármaco, el paciente debe seguir cuidadosamente las instrucciones para su uso, conocer sus efectos y alguna posible interacción con otras medicinas, añadió.

Para ello debe tomar en cuenta toda la información proporcionada por aquel que receta y leer el inserto del propio medicamento.

"Uno de los principales factores que propicia la adicción a estos medicamentos es el incumplimiento del tratamiento prescrito, es decir, tomarlos fuera de la hora establecida, modificar o aumentar la dosis y la frecuencia de la ingesta", comentó.

Dijo también que corresponde a los profesionales de la salud analizar la historia clínica y hacer las preguntas necesarias para determinar si los pacientes piden frecuentemente la renovación de la prescripción antes del tiempo establecido, pues ello podría ser un indicador de abuso.

Medicamentos de mayor abuso

Los medicamentos que tienen un mayor uso indebido son los analgésicos opioides, utilizados en cirugías y recetados para controlar el dolor; los tranquilizantes para tratar la ansiedad y los trastornos del sueño; y los estimulantes, usados para tratar la narcolepsia (trastorno del sueño).

En este sentido, el especialista de la Digemid recomendó a la población que requiera un tratamiento con analgésicos opioides, tranquilizantes y estimulantes no automedicarse y cumplir al pie de la letra con los horarios y dosis prescritas.