Advierten que meningitis puede causar la muerte en un 20 % de casos

Este mal, que se contagia por las vías respiratorias, puede causar secuelas como ceguera, sordera, parálisis cerebral o amputación de las extremidades.

La meningitis o infección, ocasionada por bacterias como el neumococo, se contagia por las vías respiratorias y puede generar la muerte hasta en un 20 por ciento de casos. Además, también puede causar secuelas como ceguera, sordera, parálisis cerebral o amputación de las extremidades.

Luis Hercilla Vásquez, infectóloga del hospital Alberto Sabogal Sologuren, explicó que la meningitis más letal es la provocada por el meningococo, ya que, aún cuando es tratada con los antibióticos correctos, puede causar un alto índice de mortalidad.

En la mayoría de los casos de meningitis meningocócica, esta es adquirida por contagio directo al toser, al besar o al compartir utensilios que no han sido lavados adecuadamente, e incluso por las secreciones de la boca.

Asimismo, dentro de los síntomas iniciales se pueden considerar fiebre, escalofríos, erupciones o pequeñas manchas rojas, dolor de cabeza intenso, náuseas, vómitos, sensibilidad a la luz, entre otros.

Sin embargo, los síntomas iniciales son inespecíficos y pueden confundirse con un simple resfrío, por lo que el diagnóstico y el tratamiento muchas veces se retrasan.

Existen diversas formas para prevenir la infección y evitar el contagio masivo en la población, tales como cubrirse la nariz y boca al estornudar o toser, lavarse frecuentemente las manos, evitando compartir utensilios al comer, entre otros.

No obstante, la vacunación es la mejor alternativa para controlarla y así evitar cualquier lesión de discapacidad e incluso la muerte.

Esta vacuna contra el meningococo (tetravalente conjugada) debe ser aplicada principalmente en dos dosis a los lactantes entre los nueve y 23 meses de edad, y se puede administrar en una dosis a partir de los dos años hasta los 55 años de edad.

La vacuna protege contra cuatro de los cinco tipos de meningococo que causan la enfermedad, por lo que es una vacuna tetravalente.