¿Cómo ayuda la fisioterapia a los pacientes con el síndrome de Guillain-Barré?

Esta enfermedad provoca síntomas como pérdida de fuerza y movimiento de los músculos. Conoce los beneficios de la fisioterapia.
La fisioterapia ayuda a los músculos que se debilitan tras padecer el virus de Guillain-Barré. | Fuente: Getty Images

El Síndrome de Guillain-Barre es una enfermedad crónica, paralizante, progresiva, que afecta el sistema nervioso de origen autoinmune.

La mielina que cubre nuestros nervios, y que permite que la conducción nerviosa sea más rápida, es atacada por nuestras defensas, destruyéndolas, lo cual provoca síntomas como pérdida de fuerza y movimiento de nuestros músculos. Puede ocasionar que la persona afectada necesite de un ventilador mecánico para poder respirar.

¿Cuál es el papel de la fisioterapia y de la rehabilitación?

La fisioterapia realizará un abordaje integral desde sus diferentes especialidades (respiratoria, neurológica, musculoesquelética, entre otras), de acuerdo al cuadro del paciente, ya sea en la UCI o en el consultorio.

Puede enfocarse en la prevención, evitando posturas viciosas e inadecuadas, para proteger al paciente de riesgos cutáneos como las úlceras de presión conocidas como escaras, formación de trombos o coágulos, complicaciones respiratorias y digestivas, entre otras.

La rehabilitación mediante la fisioterapia puede tardar de 12 a 18 meses. | Fuente: Getty Images

Otro enfoque es la recuperación propiamente dicha; trabajando técnicas para el fortalecimiento muscular, reeducación respiratoria y movimientos globales y específicos para diferentes actividades, como: incorporación de la cama a estar sentado, de sentado a estar de pie y lograr la marcha y la funcionalidad de las actividades de la vida diaria, que irán de la mano con el trabajo en equipo con el terapeuta ocupacional.

El proceso de recuperación es de 12 a 18 meses y en algunos casos pueden quedar secuelas.

Es importante recalcar que se trata de un trabajo en equipo con médicos, enfermeras, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, terapeutas del lenguaje, nutricionistas, psicólogos, entre otros profesionales de la salud, para lograr la recuperación integral del paciente.