¿Cómo disminuir el riesgo de un cáncer gástrico?

El cáncer gástrico origina en el Perú alrededor de 3 000 muertes al año. La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda comer alimentos saludables, en especial aquellos de fuente vegetal (frutas, ensaladas y verduras), que pueden reducir el riesgo de cáncer en el estómago.

El cáncer al estómago es uno de los más frecuentes en el Perú. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: undefined undefined

La Sociedad Americana Contra El Cáncer recomienda comer alimentos saludables, en especial aquellos de fuente vegetal (frutas, ensaladas y verduras), que pueden reducir el riesgo de cáncer en el estómago.

Asimismo, el Instituto de Investigación en Alimentos del Reino Unido indica que el consumo de brócoli (así como de otras crucíferas (coliflor, repollo, etc.) presenta un efecto beneficioso para la prevención de tumores relacionados con el tracto gastrointestinal (estómago, hígado, colon), ya que es  una hortaliza rica en betacarotenos y vitamina C, antioxidantes nutricionales que han demostrado en numerosos estudios poseer una gran capacidad para prevenir el crecimiento de tumores malignos.

Por otro el contrario, se recomienda evitar el consumo de alimentos salados, ahumados o secos, carnes rojas y la falta de refrigeración, ya que en estos  alimentos se desarrolla y proliferan  bacterias como el helicobacter pylori la cual tiene un conocido efecto carcinogénico (productor de cáncer).

Y si bien cuidar la alimentación es importante, no es el único método para prevenir el cáncer. Por ejemplo, dejar el cigarrillo es un factor muy importante para mantener la salud, ya que el tabaquismo, además de generar otros males, aumenta el riesgo de cáncer gástrico en un 50% a 60%. Incluso, el consumo de licor asociado al tabaco aumenta más el riesgo.

Las comidas saladas o sin refrigeración deben ser evitados para prevenir un cáncer al estómago. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: SAHACHAT

Lo más eficaz

Sin embargo, la mejor forma de prevenir el cáncer de estómago es detectándolo a tiempo. Lo ideal es descubrirlo en etapas iniciales. Por ello se recomienda a todas las personas de 40 años a más que se realicen una endoscopia digestiva alta. Esta es una prueba médica que sirve para diagnosticar y tratar enfermedades del tubo digestivo superior, es decir, del esófago, el estómago y el duodeno.

Muestra de ello es que, en el caso de ALIADA, el 90% de los pacientes que pasaron con un despistaje oncológico y se les detectó cáncer gastrointestinal en el servicio de gastroenterología, estaban en el estadio I y II, los que pudieron ser tratados y fueron curables.

Debemos conocer que el despistaje oncológico analiza los factores de riesgo oncológico que pueden presentar los pacientes, por lo que se deben realizar los exámenes necesarios para la prevención de los tipos de cáncer más frecuentes. En el caso del Gastroenterología, se realizan todo tipo de procedimientos de diagnóstico, siendo los más comunes la endoscopia y colonoscopia.