¿Cómo puedo prevenir un mal renal?

Los riñones son los órganos encargados de filtrar y desintoxicar nuestro organismo, además regulan la presión arterial y el equilibrio de agua y sal. También estimulan la producción de glóbulos rojos en la sangre.

Los riñones son los órganos humanos encargados de desintoxicar el cuerpo. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: Ben-Schonewille

En el último medio siglo, la esperanza de vida en América Latina y el Caribe aumentó en más de 20 años. Las personas viven más, incluso aquellas con una o varias enfermedades crónicas. Esto hace que las repercusiones en órganos como el riñón haya crecido, dejando en evidencia la necesidad de prestar más atención al tema.

Esta importancia del cuidado de nuestros riñones ha llevado a la creación del Día Mundial del Riñón, cada segundo jueves de marzo, a fin de crear conciencia sobre la prevención y el impacto de las enfermedades renales en la humanidad.

¿Cuál es la función de nuestros riñones?

Ellos son los órganos encargados de filtrar y desintoxicar nuestro organismo, además regulan la presión arterial y el equilibrio de agua y sal. También estimulan la producción de glóbulos rojos en la sangre.

En el transcurso de nuestras vidas las enfermedades más comunes que afectan a los riñones son las infecciones y los cálculos, pero en los últimos años aquellas crónicas como la diabetes y la hipertensión están afectando a este órgano vital. Estas enfermedades, sumadas al envejecimiento, son los principales factores de riesgo para desarrollar la enfermedad renal crónica o insuficiencia renal crónica (IRC), que afecta a uno de cada diez adultos en el mundo.

La IRC es la pérdida de la función renal de manera progresiva, llegando en su última etapa a la fase terminal donde los pacientes requieren de una máquina de diálisis o de un trasplante renal para asegurar su subsistencia. Lamentablemente este proceso es lento y silencioso, no produce ningún síntoma, y lo que vemos con frecuencia es que las personas que no controlan regularmente sus niveles de azúcar y presión arterial acuden a los servicios de salud con estadios avanzados de la enfermedad renal.

Debido a que la insuficiencia renal crónica es silenciosa, cuando la persona es diagnosticada con dicho mal, es muy tarde. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: marvinh

¿Cómo se puede evitar el daño renal?

En general, es importante mantener una buena hidratación, no hay una cantidad exacta, aproximadamente 2 litros al día, lo importante es asegurar que la coloración de la orina sea clara. En personas con antecedentes de cálculos, la ingesta debe ser mayor (3L/día).

Otros cuidados son: mantener una alimentación y peso saludable, con baja cantidad de sal; realizar actividad física ayuda a regular la presión arterial, lo que a su vez disminuye el riesgo de desarrollar IRC; mantener un control regular de los niveles de glucosa en sangre, la diabetes es la causa más frecuente de IRC.

También son útiles monitorear la presión arterial, así se puede diagnosticar y tratar de manera precoz a los pacientes con hipertensión arterial; no fumar, los efectos de este hábito afectan los vasos sanguíneos del riñón. Además, conlleva a desarrollar otros factores de riesgo como la hipertensión arterial o la diabetes.

No automedicarse, son varios los medicamentos que pueden producir daño renal, pero los antiinflamatorios de uso muy frecuente como el ibuprofeno, utilizados por largos periodos de tiempo y sin la supervisión de un médico pueden afectar seriamente a este órgano.

Finalmente, si Ud. tiene uno o más factores de alto riesgo como hipertensión arterial o diabetes, debe de chequear su función renal con mayor frecuencia.