Cómo vivir con artrosis y mejorar la calidad de vida

Algunos tipos de esta enfermedad se pueden evitar, otros no. Pero en todos los casos se puede mejorar la calidad de vida del paciente o frenar el deterioro de la articulación.
Wikimedia Commons (CC)

La artrosis suele causar dolor y muchos problemas a quien la padece. La enfermedad es producida por el desgaste del cartílago, tejido que hace de amortiguador al proteger los extremos de los huesos y que favorece el movimiento de la articulación.

La artrosis afecta a rodillas, caderas, manos y espalda, principalmente. Algunos tipos de esta enfermedad se pueden evitar, otros no. Pero en todos los casos se puede mejorar la calidad de vida del paciente o frenar el deterioro de la articulación.

Por ello la Clínica Universidad de Navarra en España brindó a 20minutos.es una serie de recomendaciones para llevar una buena calidad de vida:

El ejercicio moderado, 10 a 20 minutos día, como caminar por terreno llano o montar en bicicleta, es bueno para la artrosis de rodilla o de cadera. No se deben hacer aquellos ejercicios que produzcan dolor. Los días que tengamos más dolor es mejor guardar reposo durante 2 o 3 días.

No se debe mantener mucho tiempo una postura, ni estar mucho tiempo de pie quieto. Hay que evitar posturas perjudiciales como estar de rodillas y ponerse en cuclillas.

No se debe forzar las articulaciones, y hay que evitar los movimientos bruscos.

Por las mañanas, cuando se tiene mayor rigidez y dolor, es conveniente la ducha de agua caliente, con chorro fuerte para dar calor a las articulaciones y masaje local.

Hay que usar calor o frío, lo que le alivie, pero no más de 20-30 minutos al día.

Se debe dormir en cama dura y sentarse en sillas de respaldo recto.

Mejor usar el ascensor que las escaleras.

No hay que caminar cargado de cosas; mejor usar el carro de la compra.

Cuidar la dieta y evitar tener sobrepeso, sobre todo para la artrosis de rodilla. En general la dieta debe ser variada. Debe contener leche y sus derivados, con esto es más que suficiente.

En la artrosis, los niveles de calcio suelen estar normales. Es distinto de lo que se produce en la osteoporosis en la que sí está aconsejado tomar suplementos de calcio.

Ante la artrosis, debe usarse calzado adecuado. Son recomendables los zapatos elásticos pero firmes y de materiales no sintéticos. Conviene utilizar zapatos sin mucho tacón y sin cordones para no tener que agacharnos.

En la artrosis de las manos, se recomienda el uso de herramientas y utensilios domésticos apropiados. Deben ser de mango ancho y de poco peso. Para no forzar las articulaciones utilizar ayudas, como abrelatas eléctricos.