Cruzar las piernas es símbolo de buena recuperación tras derrame

Aquellos pacientes capaces de cruzar las piernas en los primeros 15 días después de haber sufrido un derrame fueron más propensos a gozar de una mayor independencia en su vida diaria, revela estudio.

Un estudio divulgado en el último número de la revista Neurology, afirma que las personas que son capaces de cruzar las piernas poco después da haber sufrido un derrame cerebral son más propensas a tener una buena recuperación.

"Nos dimos cuenta de que algunas personas que sufrieron severos derrames todavía eran capaces de cruzar las piernas, algo que no es tan fácil como parece", explicó el autor de la investigación, Berend Feddersen, de la Universidad de Múnich (Alemania).

Aquellos capaces de cruzar las piernas en los primeros 15 días después de haber sufrido un derrame fueron más propensos a gozar de una mayor independencia en su vida diaria, menos problemas neurológicos y menores tasas de mortalidad, de acuerdo con el estudio.

En la investigación participaron 68 personas que habían sufrido un derrame cerebral. Se dividieron en dos grupos iguales, uno con los que eran capaces de cruzar las piernas y otro con los que no, y su evolución fue seguida durante un año.

Después de ese año de investigación, se observó que una sola persona (equivalente al 9 %) murió en el grupo de los que podían cruzar las piernas, en comparación con los 18 fallecidos (un 53 %) del otro.

Además, los que podían cruzar las piernas eran, un año después del derrame, capaces de caminar sin ayuda y tenían una "discapacidad moderada". Frente a eso, los del otro grupo padecían todavía una "discapacidad grave y requerían atención constante".

EFE