Desarrollan un láser para acabar con el acné

El dispositivo puede penetrar la piel y el músculo con un daño mínimo a su paso para llegar a las acumulaciones más profundas de grasa y destruirlas.

Un láser para el tratamiento del acné que derrite la grasa sin quemar los tejidos que la rodean fue diseñado por científicos de la Universidad de Michigan, en Estados Unidos.

A través de un haz infrarrojo que penetra la piel, la grasa es absorbida con una gran eficiencia hasta llegar a las acumulaciones más profundas y eliminarlas sin dañar la piel.

“Normalmente es muy difícil penetrar a profundidad suficiente en la piel debido a la absorción del agua, pero seleccionamos una longitud de onda que es adecuada para las grasas” dijo Mohammed Islam, coautor del estudio.

El nuevo láser, cuyo generador tiene el tamaño de un reproductor de discos DVD, puede llegar a glándulas que están a más de 1,5 milímetros bajo la piel, según publica la revista Lasers in Surgery and Medicine.

Este hallazgo de ingenieros, médicos y biólogos permitió construir un generador de láser que es compacto y económico y tiene posibilidades reales de colocarse bien en el mercado.