El Gobierno irlandés insta a trabajar de pie para mejorar la salud

El objetivo es lograr que, durante la próxima década, 50 000 personas comiencen anualmente a hacer ejercicio, lo que mejorará la salud de la población y reducirá los gastos del Estado en salud pública.
El plan prevé "convencer" a los empresarios para que conviertan los lugares de trabajo en espacios más saludables e introduzcan, por ejemplo, mesas para trabajar de pie en las oficinas. | Fuente: MorgueFile

El Gobierno irlandés instó este jueves a los empresarios a que modifiquen los lugares de trabajo para que los empleados que desarrollan su labor sentados puedan hacerlo de pie.

Esta y otras medidas están recogidas en el llamado Plan Nacional de Actividad Física, el primero de este tipo en la historia de este país, aseguró  el ministro irlandés de Sanidad, Leo Varadkar.

El principal objetivo es lograr que, durante la próxima década, 50 000 personas comiencen cada año a hacer ejercicio regularmente, lo que contribuirá a mejorar la salud de la población y a reducir la factura económica del sistema sanitario.

"Hemos hecho grandes progresos con el tabaco y ahora necesitamos un impulso similar para hacer frente al abuso de alcohol, la obesidad y la inactividad física", dijo Varadkar.

Además de animar y favorecer la práctica de actividades como el ciclismo o el caminar, el citado plan prevé "convencer" a los empresarios para que conviertan los lugares de trabajo "en espacios más saludables" e introduzcan, por ejemplo, mesas para trabajar de pie en las oficinas.

El sedentarismo provoca problemas de salud

Varadkar recordó que pasar largos periodos de tiempo sentado en el trabajo está vinculado a problemas de salud, los cuales no son revertidos por la actividad física que se efectúa antes o después de la jornada laboral.

Los expertos creen que el trabajo sedentario ralentiza el metabolismo y afecta a la capacidad del organismo para controlar la presión arterial, los niveles de azúcar en la sangre y la absorción de grasas.

Asimismo, la ausencia prolongada de actividad física podría estar relacionada con algunos tipos de cáncer, con enfermedades cardiacas, con la diabetes tipo 2 y con ciertos trastornos mentales.

Al respecto, Varadkar aseguró que las cifras oficiales señalan que una "parte significativa" de la población en Irlanda "hace poco o nada en absoluto de ejercicio".

Cambio total en la sociedad irlandesa

Además de las medidas precisas que el Gobierno quiere introducir en los lugares de trabajo, las cuales se redactarán durante este año, el Plan Nacional de Actividad Física contempla la creación de 500 grupos comunitarios en todo el país para organizar caminatas.

La profesión médica también recibirá instrucciones para poder recetar a sus pacientes el tipo de actividad física que necesitan en cada caso, al tiempo que las escuelas impartirán una nueva materia llamada "Bienestar".

Los políticos pondrán su grano de arena, advirtió el ministro, dando prioridad en sus proyectos de infraestructura al diseño de vías pedestres y ciclistas y a la construcción de parques y zonas verdes en pueblos y ciudades.

Según el Ministerio irlandés de Sanidad, casi el 20% de escolares no hace suficiente ejercicio físico, mientras que un 25% de menores tiene sobrepeso u obesidad. "Todos sabemos que es importante hacer ejercicio y comer bien y es también la mejor manera para atajar la escalada de los costes de la sanidad a largo plazo. Pero la evidencia demuestra que no hacemos lo suficiente", dijo Varadkar.

El titular de Sanidad reconoció que hay "millones de razones" para eludir la actividad física, como "nuestros estilos de vida, la falta de información, de tiempo o, simplemente, el clima. Por eso hemos elaborado este amplio plan para que todo el mundo tenga más fácil hacer ejercicio, sin importar quién es o dónde vive".

EFE