Consultas prenatales: Signos de alarma durante el embarazo

Durante la gestaciónlas embarazadas deben estar alertas ante cualquier signo de alerta. A continuación conoce cuáles son las principales señales que debemos de considerar en cada etapa del embarazo.

Embarazo | Fuente: Getty Images

Una pregunta frecuente en las primeras consultas de control prenatal es “¿qué cosas debo de evitar ahora que estoy embarazada?”. La respuesta es simple: estás embarazada, no enferma. Es decir, puedes continuar con tus actividades habituales, pero siempre debes estar atenta por si se presenta algún problema. Y, ¿cuáles son las señales de alerta? Para saberlo debemos de considerar en qué etapa del embarazo nos encontramos.

LOS PRIMEROS MESES

Si presentas un sangrado, sobre todo si viene acompañado de un dolor similar al de regla, de intensidad moderada debes acudir a emergencias. La cantidad es variable, pueden ser pequeñas manchas o un sangrado abundante. Generalmente se realizará una ecografía para verificar el estado del bebé, y de eso dependerá el manejo que se realice.

Recordemos que al principio del embarazo son frecuentes las náuseas y vómitos, la disminución del apetito, la poca tolerancia a ciertos alimentos, que pueden llevar a una pérdida de peso. Sólo si los vómitos son tan intensos que no toleras nada de líquidos, la orina se vuelve escasa y concentrada, y te lleva a una pérdida de peso marcada y decaimiento, debes acudir al médico, ya que en esos casos, debes ser hospitalizada. Una vez internada, el equipo médico procederá a hidratarte, disminuir o controlar los vómitos, y en algunos casos corregir alguna alteración de metabolismo que puedas presentar. Además, te realizarán pruebas para tratar de encontrar la causa de esos vómitos excesivos, aunque muchas veces no se encuentra una causa aparente.

Por otro lado, también debes estar atenta a la fiebre, en especial si dura más de tres días. Aunque puede tratarse de infecciones que ameriten el uso de antibióticos, es muy importante la evaluación previa del médico y no automedicarse. Si tu médico te receta antibióticos, no tengas miedo de utilizarlos ¡Sabemos qué antibióticos son seguros para tu bebé!

Embarazo. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: Vasyl Dolmatov

CUANDO EL EMBARAZO ESTÁ MÁS AVANZADO

Luego de unos meses, y al crecer nuestra pancita, también tenemos que agregar algunas señales a las que hay que estar atentas, aparte de las ya mencionadas.

Una de las cosas más deseadas y esperadas, es empezar a sentir los movimientos de nuestro bebé. En el caso de las madres primerizas, alrededor de los cinco meses, los movimientos son suaves y pueden pasar unos días sin sentirlos, pero luego ya se hacen más intensos y se sienten todos los días, sobre todo después de las comidas y al acostarnos. Si no sentimos los movimientos, primero debemos de ingerir algo dulce y esperar, pero si aún no los sentimos, debemos de acercarnos a algún centro para que nos evalúen.

Durante el embarazo, también puede haber un aumento del flujo vaginal, que inclusive puede llevar a que la truza se humedezca. Pero en otras ocasiones es en mayor cantidad, llegando a mojar las piernas. Si tiene olor a lejía, puede tratarse de pérdida de líquido amniótico y es necesario acudir a emergencias.

Una de las complicaciones más serias del embarazo es la preeclampsia, que es presión alta a partir del quinto mes de embarazo. A veces no presentamos síntomas, pero otras veces, cuando la presión es muy alta, si nos avisa con la presencia de lucecitas en la vista, zumbido de oídos, dolor de cabeza o en la boca del estómago. Estos pueden ser avisos de complicaciones serias y no debemos pasarlos por alto.

Si presentas alguna de estas señales, mantén la calma y comunícate con tu médico ginecólogo, quien te orientará e indicará cómo debes de actuar para que no pases por preocupaciones innecesarias.