¿Qué debo comer si estoy embarazada? Mitos sobre la alimentación en la gestación

Algunos de los mitos más frecuentes es que la mujer gestante debe comer por dos y subir de peso, ¿será cierto?

La mujer gestante debe procurar alimentarse de manera balanceada. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: M_a_y_a

Una de las mayores preocupaciones durante el embarazo es el tema de la alimentación. La futura madre recibe múltiples consejos de su entorno familiar y amical que generalmente crea dudas e incertidumbres sobre cómo debe comer. ¿Debo cambiar mi dieta normal?, ¿cuánto debo comer?, ¿existen prohibiciones?, suelen ser las preguntas más frecuentes. Ante estas dudas, es importante erradicar algunos mitos.

DEBES DE COMER POR DOS. FALSO.

Aún existen personas que consideran que al estar embarazada debes de sobrealimentarte. Es cierto que los requerimientos aumentan, pero no al grado de tener que duplicar la ingesta de alimentos. El famoso “debes de comer por dos” es uno de esos mitos que son más difíciles de manejar.

En los primeros meses de embarazo no hay necesidad de comer alimentación extra. Inclusive, en el primer trimestre es difícil seguir un régimen, ya que son frecuentes las náuseas, los vómitos y la baja de apetito. No es raro no subir de peso, inclusive se puede presentar una pequeña pérdida.

Hay que recalcar que en ese momento la embarazada debe de comer los alimentos que tolere, en las cantidades que tolere. La preocupación de la familia a veces puede generar que se le obligue a comer algo que está rechazando, con las consecuentes náuseas y vómitos. Es importante recordar que es mejor comer en poca cantidad y retenerlo, a comer más y terminar vomitando todo.

La alimentación donde abunden las verduras y frutas es necesaria. | Fuente: Getty Images. | Fotógrafo: PeopleImages

DEBES DE SUBIR DE PESO. FALSO.

Otro mito es que se debe de subir de peso un kilo por mes. En realidad, como ya mencionamos, los primeros meses no se debería de subir. Y la ganancia de peso en total va a depender de cuál es el peso de inicio. No es lo mismo empezar el embarazo en tu peso ideal a empezarlo con sobrepeso u obesidad.

¿NO PUEDO COMER PESCADO? FALSO.

Sí, pero con ciertas precauciones. Se recomienda comer pescado cocido para evitar contraer parásitos. Se puede consumir pescados crudos, pero de manera ocasional. En este caso se recomienda que el pescado haya estado congelado para eliminar las bacterias y parásitos. En relación con los niveles de mercurio en estos alimentos, la mayoría de los que se consumen en el país está permitido: anchoveta, lenguado, tilapia, cojinova, pejerrey, trucha, atún, etc. Recordemos que son buena fuente de proteína, bajos en grasa.

¿QUÉ DEBO CONSUMIR?

Es importante recalcar que la recomendación general es la de consumir frutas, verduras, menestras, lácteos bajos en grasas. Evita la comida “chatarra”, frituras, dulces. Nadie prohíbe de vez en cuando darse un gusto, pero que sea algo esporádico.

¿NECESITO UN NUTRICIONISTA?

Existen casos especiales en los que se necesitará de la revisión de un nutricionista. Por ejemplo, en caso de pacientes con sobrepeso u obesidad, pacientes con bajo peso, pacientes con malos hábitos alimenticios, pacientes vegetarianas o veganas, pacientes con enfermedades de fondo, pacientes con antecedentes de cirugía bariátrica. En estos casos es la elaboración de un plan de alimentación teniendo en cuenta los antecedentes de la paciente, sus preferencias alimenticias y su actividad física.

Sabemos que la alimentación durante el embarazo será crucial para el buen desarrollo del bebé y es nuestro deber informarnos sobre el tema. La erradicación de estos mitos hará que tengamos una alimentación saludable y generemos hábitos que se conserven a futuro para las madres e incluso para sus bebés.